Parter presentará en tres meses su plan estratégico para la planta de Avilés

Rüdiger Terhorst, a la izquierda de Delia Losa, al inicio de la reunión en Delegación de Gobierno. / MARIO ROJAS
Rüdiger Terhorst, a la izquierda de Delia Losa, al inicio de la reunión en Delegación de Gobierno. / MARIO ROJAS

El consejero de Industria asegura que «no escatimará recursos» para retener empleo y la actividad en Alu Iberia más allá de 2021

LAURA CASTROOVIEDO.

El compromiso de trabajar para garantizar el empleo y la actividad en la planta de Alu Iberia -antigua Alcoa- más allá de 2021 es claro. Su propietario, Parter, trabaja ya en el plan estratégico, que presentará en tres meses, y en la búsqueda de nuevos nichos de negocio que permitan dar trabajo a toda la plantilla actual e, incluso, aumentarla.

En ello se volcarán también el Gobierno central, el autonómico, los ayuntamientos de Avilés y Gozón, y el Instituto de Desarrollo Económico (Idepa) que ayer, en una reunión con representantes del fondo suizo, entre ellos su socio director, Rüdiger Terhorst, acordaron trabajar por este objetivo de manera conjunta. De hecho, «no se escatimarán recursos» para ello, según explicó ayer el consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández.

Esta búsqueda de nuevos proyectos industriales abarcará varias vías y aunque el consejero no entró en detalles, sí mencionó el papel de los centros de investigación y de la Universidad dentro de este compromiso de cooperación. «Contará también con la colaboración institucional para nuevos proyectos de inversión y actividades formativas», indicó Fernández.

No obstante, el fondo suizo recalcó su preocupación por la tarifa energética e incidió en que el arranque las series de electrólisis -instalación donde se produce aluminio primario y que le da a la factoría avilesina su carácter electrointensivo- dependerá de que el precio se reduzca. Tanto la delegada del Gobierno, Delia Losa, como el consejero recalcaron que el Ejecutivo central está preparado para aprobar el estatuto de las grandes consumidoras en los primeros Consejos de Ministros. Aunque para ello, es necesario, incidió Fernández, que se «desbloquee» la situación. Por ello, Losa apeló a «la responsabilidad de todos los grupos políticos» y recordó que «hay en peligro muchas cosas, entre ellas, varias inversiones, puestos de trabajo y las economías de muchas familias».

Preguntado sobre por qué el Gobierno no había aprobado el estatuto cuando aún no estaba en funciones, el consejero respondió que «no hay que anclarse en el pasado», aunque añadió que «hay un Ejecutivo que tuvo unos meses y el anterior tuvo siete años y no hizo absolutamente nada». Ahora, defendió Fernández, la normativa «está muy avanzada y será una de las prioridades» en cuanto se forme el nuevo Gobierno.