Partidos y sindicatos respaldan la alianza con los empresarios para «hacer fuerte a Asturias»

Feito (FADE) y Barbón, entre los representantes sindicales, Zapico y Fernández Lanero./
Feito (FADE) y Barbón, entre los representantes sindicales, Zapico y Fernández Lanero.

CC OO y UGT piden que se mantengan al margen los intereses partidistas para lograr grandes consensos que atajen los desafíos de Asturias

LAURA CASTROGIJÓN.

Es necesario el diálogo y un gran consenso para solucionar los retos a los que se enfrenta Asturias, encabezados por la transición energética y el pacto por la industria, el plan demográfico, la ordenación territorial, la financiación autonómica e infraestructuras. Es la conclusión a la que llegan los partidos y los sindicatos, que respaldan la petición de los empresarios de crear una alianza social y política.

«Los grandes retos de Asturias solo se pueden afrontar desde el diálogo, el consenso y el trabajo», defendió Adrián Pumares, secretario general y diputado de Foro en la Junta, quien incidió en que los planteamientos del tejido empresarial asturiano «coinciden casi palabra por palabra» con los de su formación. No hay que olvidar, puntualizó por su parte Teresa Mallada, portavoz de los populares en el Parlamento asturiano, «que tenemos un presidente y un Gobierno que son los máximos responsables de lo que suceda en Asturias en los próximos años y deben demostrar su solvencia gestionando la difícil situación que nos han dejado los ejecutivos socialistas anteriores». No obstante, subrayó, «el PP está dispuesto a alcanzar acuerdos que cuenten con un amplio consenso».

IU también respaldó esta postura de «manos tendidas» y su portavoz en la Junta, Ángela Vallina, afirmó que «es la hora de la política y de los consensos para hacer fuerte a Asturias ante los graves problemas que tiene por delante». La coincidencia en este punto es plena, según Vox, pero «siempre y cuando sirva para el progreso y la generación de puestos de trabajo», remarcó su portavoz parlamentario, Ignacio Blanco. «Si solo va a dar titulares al Gobierno, como pasó con la concertación social, no funcionará», añadió.

No obstante, las formaciones reconocen que el reto es grande. «Estamos hablando de dar respuesta a problemas que llevan años sin resolverse», resumió Laura Pérez Macho, portavoz de Ciudadanos en la Junta General. «Es necesario abordar con valentía y creatividad reformas casi estructurales, repensar el modelo económico y social que queremos para una Asturias que tiende a permanecer en un malestar controlado», afirmó antes de pedirle a Adrián Barbón que «lidere» este consenso y «no caiga en el sectarismo de un partido que quiere prolongarse en el poder por encima de todo».

Desde Podemos Asturias observan, no en vano, «dificultades» a la hora de casar algunos «intereses contrapuestos», como las condiciones laborales, la siniestralidad y las medidas medioambientales. Así lo apuntó Rogelio Crespo, responsable de municipalidad de la formación morada, quien defendió la posibilidad de que la Sepi tenga «cierta participación en aquellos sectores estratégicos para el desarrollo y que evite los agravios comparativos entre comunidades».

Sin embargo, desde los sindicatos remarcan, precisamente, que es la particularidad de los problemas de Asturias lo que obliga a poner en marcha esa unión política y social. «Es el momento de que solucionemos nuestros problemas, porque desde fuera se entienden a medias y debemos ser nosotros los que saquemos adelante las soluciones», destacó Javier Fernández Lanero, secretario general de UGT, quien incidió en que la transición energética y el problema demográfico cobran especial relevancia en Asturias. «Hay que apartar los intereses partidistas para fijarnos en lo que nos une. Arreglemos lo que podamos aquí y reclamemos juntos a Madrid, pero a todos los partidos no solo al Gobierno», señaló.

En términos similares se expresó José Manuel Zapico, su homólogo en CC OO, quien recordó que la idea de esta alianza surgió de una reunión entre la patronal y los sindicatos. «Debemos hacer un frente común entre todos para abordar los grandes temas que nos atañen a todos. Tenemos la vía institucional, la concertación social y necesitamos un tercer espacio donde lograr grandes acuerdos que nos impliquen a todos», insistió.