700 empresarios arroparán a Fade en la presentación de su plan para Asturias

700 empresarios arroparán a Fade en la presentación de su plan para Asturias
Belarmino Feito. / MARIO ROJAS

La patronal expone mañana un texto con «22 acciones ineludibles» para la región, que cuenta con la colaboración de las Cámaras de Comercio

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

El sector empresarial asturiano pretende exhibir músculo mañana en Oviedo en un acto que servirá para poner sobre la mesa su plan de acción para desarrollar una Asturias competitiva y moderna. Así, el grupo de trabajo de estrategia de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), en el que participan los presidentes de las Cámaras de Comercio de Asturias, presentará mañana un documento para mejorar la «actividad empresarial y la economía asturiana».

Lo harán, según informa la patronal, rodeados de 700 empresarios de todos los sectores productivos de la región. El documento, concebido bajo el título de '22 acciones ineludibles para el progreso de Asturias', se presentará a las 12 horas en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo. La redacción de este texto se debe a la «coyuntura preocupante» que muestran los datos macroeconómicos de la economía asturiana, según denuncia la organización empresarial. «Nuestra economía crea menos riqueza, la tasa de paro sigue siendo elevada, perdemos competitividad y la capacidad empresarial se está desmembrando», explicó el presidente de Fade, Belarmino Feito. Así, el líder de la patronal expresó su creciente preocupación ante la realidad que «todo el mundo percibe pero que nadie soluciona», apunta.

Por otro lado, la situación social que vive en estos momentos el Principado no es mejor que la coyuntura económica, según subraya el dirigente de Fade. «Asturias es una de las regiones más envejecidas de Europa, con una baja tasa de población ocupada, unas prestaciones y servicios públicos difícilmente sostenibles en el medio plazo y unas rentas que están comenzando a resentirse», explica. Para abordar estos problemas, desde Fade proponen «trazar estrategias de futuro sólidas que favorezcan el crecimiento económico, la competitividad empresarial y el aprovechamiento ordenado de nuestros muchos recursos».

«Ánimo constructivo»

El acto, por tanto, coincide con una época difícil para la economía asturiana: al cierre de Alcoa y la creciente incertidumbre con el futuro de la industria y de las políticas medioambientales se suma la desaceleración económica prevista para la región de cara a los próximos años. «Con este acto queremos trasladar a la sociedad asturiana nuestra preocupación ante la coyuntura actual, pero queremos también aportar nuestra visión sobre las posibles soluciones a nuestros problemas. Y queremos hacerlo de forma directa y clara; sin demagogia, con argumentos; con objetivos y acciones concretas; y con voluntad y ánimo cooperador y constructivo», concluye Feito.

 

Fotos

Vídeos