El Principado critica por «manifiestamente insuficiente» el estatuto de la industria

El Principado critica por «manifiestamente insuficiente» el estatuto de la industria

El Ejecutivo evita sumarse a las críticas de la FSA a Alcoa y prefiere «aportar en positivo»

Andrés Suárez
ANDRÉS SUÁREZGijón

El estatuto para la industria electrointensiva que ha puesto sobre la mesa el Gobierno de Pedro Sánchez no convence al Ejecutivo asturiano. El consejero del ramo, Isaac Pola, admitió que en el documento hay «medidas positivas» pero dejó claro que son «manifiestamente insuficientes» para conseguir el objetivo de garantizar al sector un suministro de energía «estable y predecible» y con unos precios competitivos.

El mensaje del Gobierno asturiano es que el estatuto en cuestión presenta muchas lagunas y contra el proyecto presentará alegaciones en las que trabaja en estos momentos. Entre otras cosas, consideró escasa la aportación presupuestaria para las ayudas por emisiones indirectas de CO2, que situó en la órbita de los cien millones de euros y que abogó por aumentar «hasta el máximo posible».

Pola dio a entender que el planteamiento del Ejecutivo de Sánchez se queda lejos de suponer una ayuda para contribuir a la búsqueda de una solución para la situación de Alcoa, la industria electrointensiva en una situación más crítica y bajo amenaza de cierre. Eso sí, el consejero evitó sumarse a las críticas vertidas hacia la dirección de la multinacional por parte del secretario general de la FSA y candidato autonómico, Adrián Barbón, que tildó de «indecente» la actitud de la cúpula de la empresa. Pola precisó que hay una negociación abierta y que este es el momento de «aportar en positivo».

Más información