Prodintec diseña un esternón de titanio para reconstruir el tórax de una enferma de cáncer

La inusual técnica, que recibió el Premio a la Sanidad de Castilla y León, se llevó a cabo con éxito en el Hospital Universitario de Salamanca

LAURA CASTRO LA GRANDA.

Reconstruir el tórax de una mujer a la que debían extirparle un tumor adosado al esternón y a las costillas. Este fue el complicado reto que le planteó el Servicio de Cirugía del Hospital Universitario de Salamanca, con el doctor Marcelo Fernando Jiménez al frente, a la fundación asturiana Prodintec, experta en impresión de prótesis quirúrgicas -entre otros campos- en 3D. Con las indicaciones del equipo quirúrgico y con los conocimientos adquiridos hasta el momento en el campo de los implantes sanitarios, diseñaron a medida un esternón y parte del costillar de la paciente. Lo imprimieron en titanio y fue trasplantado con éxito a la mujer en el hospital salmantino.

El complejo asistencial ya había empleado esta técnica en 2015, pero entonces encargó la pieza a una empresa australiana. Esta vez el trasplante lleva un sello 100% asturiano y, además, le valió para obtener a finales de junio el Premio a la Sanidad de Castilla y León. «Cada vez vamos avanzando más en casos complejos, difíciles de tratar... Este es un ejemplo de cómo la tecnología puede facilitar, en ocasiones, el trabajo a los cirujanos», indicó Íñigo Felgueroso, director gerente de las fundaciones Itma y Prodintec, quien añadió que las prótesis personalizadas y elaboradas con técnicas de impresión 3D «son una clara tendencia de futuro». Así lo afirmó durante su ponencia en la última jornada del curso de 'Tecnologías emergentes e impacto social' celebrada ayer en La Granda.

Allí explicó que otra de sus líneas de trabajo más ambiciosa es la impresión con tejidos vivos o bioimpresión. Están dando sus primeros pasos con piel y córneas, pero la idea es llegar a generar un órgano funcional personalizado, como un corazón o un hígado.

 

Fotos

Vídeos