Sabino García Vallina siempre respondió a la llamada de Duro

Diciembre de 2013. TSK anunciaba la venta de un importante paquete de acciones que mantenía en Duro Felguera, un 5% del total, con lo que la participación del grupo se quedaba por debajo del 2,5%. Con esa desinversión -fruto de la falta de entendimiento entre Sabino García Vallina y el entonces presidente de Duro, Ángel del Valle- TSK daba por terminada su presencia significativa en el grupo asturiano después de más de 13 años siendo uno de sus accionistas de referencia. En el año 2000, ante la llamada del Gobierno Principado, TSK entró en el accionariado de Duro Felguera, que en aquella época se encontraba sin accionistas de referencia y sin una visión clara de futuro. TSK respondió a la llamada y se convirtió en el máximo accionista, con el 16% del capital. Puntos de vista diferentes con los Arrojo, llevaron a TSK a vender en el año 2007 gran parte de las acciones y a salir del consejo.

 

Fotos

Vídeos