Los sindicatos plantean a Hunosa la construcción de una planta de biomasa

Los sindicatos plantean a Hunosa la construcción de una planta de biomasa

CC OO y SOMA reclaman que la hullera solicite al Gobierno gestionar los fondos del plan de restauración y dinamizar así las cuencas mineras

P. LAMADRID

La construcción de una central eléctrica de biomasa ya se plasmó en el anterior plan de empresa de Hunosa, pero nunca llegó a materializarse pese a tener elegida la ubicación: la escombrera de Reicastro. Ahora, en plena negociación de la nueva hoja de ruta de la hullera, los sindicatos vuelven a plantear la oportunidad de levantar una instalación de similares características a la proyectada entonces. «Generaría energía verde y serviría para diversificar la actividad principal», explicó ayer el secretario general de CC OO en Hunosa, Rubén García, tras la reunión mantenida entre la dirección de la compañía y los sindicatos.

No especifican localización ni cantidad de megavatios, pero consideran que es un momento idóneo para llevar a cabo esta iniciativa que permitiría generar un elevado número de empleos con una inversión de entre 30 y 40 millones de euros en caso de que las instalaciones tuviesen una potencia de quince megavatios, como planteaba inicialmente Hunosa. La central de biomasa se complementaría con instalaciones para el tratamiento de los restos madereros «que generarían empleos directos e indirectos en la tala y limpieza de los montes, reforestación, tratamiento de la madera y el transporte».

Para ello, los sindicatos solicitaron a Hunosa que realice los trámites para constituirse «como medio propio de la Administración regional» para que el Plan de restauración de explotaciones en las comarcas mineras 2019-2013- que tiene por objeto mitigar el impacto de pérdida de empleos corto plazo en las zonas y asegurar la clausura de las instalaciones y el espacio natural afectado por esta actividad-, sea desarrollado y realizado por la hullera pública. Las tareas de restauración cuentan con la cobertura del Plan de acción urgente que se incluye en el Acuerdo marco para una transición justa de la minería del carbón, firmado en octubre por el Gobierno central y los sindicatos.

Más inversiones

También con los fondos del Plan de acción urgente, aún por consignar, los sindicatos plantean rentabilizar los recursos del patrimonio industrial minero de Hunosa. «Por ejemplo, con el acceso a los emprendedores a las instalaciones del pozo Sotón», apuntó el secretario general del SOMA-Fitag-UGT, José Luis Alperi. Sobre los pilares del plan industrial que ahora se negocia -central térmica de La Pereda, pozo San Nicolás y Lavadero Batán-, los sindicatos consideraron insuficiente la propuesta de la hullera en materia de inversiones y reparto de plantilla, por lo que no hubo consenso.