Los sindicatos temen la deslocalización de la producción de Saint-Gobain

Denuncian que la multinacional ha dividido la empresa dentro de su estrategia de derivar carga de trabajo a otras plantas

Ó. P. / AGENCIAS

Dicen que Alcoa abrió la espita y que el resto de empresas pueden seguir su camino. En este contexto, los sindicatos con representación en Saint-Gobain denuncian el posible interés de la multinacional en deslocalizarse y enviar la producción a otros países. Dentro de esta estrategia, apuntan su decisión de dividir en dos empresas distintas el negocio avilesino que antes se agrupaba en una y contar ahora con dos compañías diferenciadas para la línea de parabrisas para la automoción y la de vidrio plano para transformación. «Se trata de desmembrar para dar el hachazo final», apuntan fuentes sindicales. Estas advertencias se producen también en plenas movilizaciones. Los sindicatos piden el mantenimiento del empleo y trabajo propio, en lugar de derivarlo a empresas externas y la convocatoria de plazas vacantes, tal como marca el convenio colectivo, además de otros aspectos referidos al calendario de vacaciones y los días de libre disposición. La tercera jornada de huelga tendrá lugar mañana.

El comité de huelga de la fábrica denuncia, además, que ha observado irregularidades en los servicios mínimos de los paros convocados impuestos por la empresa, que han sido denunciados ante la Inspección de Trabajo.

Los trabajadores proseguirán con su calendario de protestas ante la falta de un acercamiento por parte de la dirección. Están convocados paros de cuatro horas por turno y jornada normal, que se producirán también los próximos 21, 7, 11, 16, 20, 23, 27, 28 y 30 de marzo, y el 3 de abril.

En un comunicado, el comité de huelga agradece la participación y apoyo masivo de los trabajadores en las dos jornadas que ya han tenido lugar dentro de este conflicto laboral.