Soermar pone a los astilleros asturianos como referencia de la «alta tecnología»

Eva Pando, Galo Gutiérrez, Eva María Novoa y Alfonso Carneros Lozano, director técnico de la Fundación Soermar. / ARNALDO GARCÍA
Eva Pando, Galo Gutiérrez, Eva María Novoa y Alfonso Carneros Lozano, director técnico de la Fundación Soermar. / ARNALDO GARCÍA

La Fundación presenta en Gijón su plan de I+D+i Visión 2030 para hacer frente a la competencia del sector naval asiático

D. F.GIJÓN.

Son una referencia en el sector de la construcción naval, especializándose en determinados buques -como de apoyo a plataformas o remolcadores, por ejemplo- y, también, por la «alta tecnología» que emplean en la construcción de barcos su posterior equipación con dispositivos de última generación. Así definió ayer a los astilleros asturianos Gondán y Armón Eva María Novoa, directora general de la Fundación Centro Tecnológico Soermar, quien presentó en Gijón el proyecto de I+D+i Visión 2030, una propuesta para hacer frente con calidad al sector naval asiático, que compite con precios.

El citado plan está abierto a la participación de todos los sectores, no solo al naval. Persigue desarrollar un trabajo en común entre los pequeños y medianos astilleros, los centros tecnológicos y la Universidad para elevar el componente tecnológico de los buques para ganar en calidad, puesto que es la forma de poder competir con los astilleros asiáticos, cuya tecnología no es tan avanzada, pero que ofrecen productos a un precio más competitivo.

A la presentación del plan Visión 2030 acudieron, también, el director general de Industria y Pymes del Ministerio de Industria, Galo Gutiérrez, y la directora del Instituto de Desarrollo del Principado (Idepa), Eva Pando. Novoa hizo hincapié en la importancia de elevar la apuesta por la tecnología en un momento en el que están definiéndose las nuevas ayudas europeas al sector de la construcción naval, que primarán, precisamente, las apuestas que se hagan el I+D+i.

La directora de la Fundación Soermar puso como referencia a seguir a Armón y Gondán. De los dos astilleros asturianos recalcó su proceso de construcción de buques «tecnológicamente muy avanzados» y su capacidad de diversificación. En este sentido puso como ejemplo los nuevos mercados que están explorando ambas empresas, con la especialización en la construcción de buques oceanográficos.

Incidió Eva María Novoa en que España es una referencia internacional en la construcción naval. Recordó que ocupa el duodécimo puesto en el ranking tecnológico mundial y el quinto en el europeo «y tenemos capacidad para seguir subiendo», dijo.

Campos de actuación

Desde el Ministerio de Industria, se comparte la visión que desde Soermar se hace. Galo Gutiérrez señaló que dentro de los campos de actuación en los que deben incidir las políticas a desarrollar a medio plazo es está el tecnológico.

En este sentido, el director general de Industria remarcó, en declaraciones recogidas por Europa Press, que el desarrollo tecnológico es fundamental para que la industria naval pueda competir, especialmente con los países del Extremo Oriente. Ha puesto de ejemplo el astillero Armón, en Gijón, que está construyendo buques para clientes internacionales y que incluyen bastantes innovaciones, como pueda ser el uso de elementos poco pesados como el aluminio en su construcción.

Preguntado por la situación de los dos astilleros asturianos, ha apuntado que cree que tanto Gondán como Armon parecen estar en «buena situación», ya que tienen pedidos y están trabajando a «buen ritmo».