«Es la hora del Gobierno de aportar soluciones» al cierre de Alcoa, inciden los sindicatos

«Es la hora del Gobierno de aportar soluciones» al cierre de Alcoa, inciden los sindicatos
Manzano (CC OO) y Martínez (UGT) rubrican el convenio del metal. / PETEIRO

Pedro Sánchez no se reunirá con el comité de Avilés por «problemas de agenda», aunque asegura estar «puntualmente informado» del conflicto

LAURA CASTRO GIJÓN.

Ahora toca hablar de las alternativas al cierre de las plantas de Alcoa en Avilés y La Coruña. Así lo consideraron ayer Jenaro Martínez, secretario general de UGT-FICA, y Damián Manzano, responsable de la federación de Industria de CC OO. En la reunión del pasado martes con la multinacional, los trabajadores de ambas factorías lograron ampliar el período de negociación del ERE otros 30 días, un plazo que, incluso, podría volver a incrementarse hasta llegar al 15 de enero si la empresa considera que las negociaciones «avanzan». Y también consiguieron que Alcoa se siente en una mesa de trabajo con el Gobierno central y los sindicatos para buscar alternativas al cierre, que incluso podría celebrarse antes de que finalice la semana según anunció la empresa.

Algo que para Manzano es motivo de celebración. «Felicito especialmente a los miembros del comité de Avilés -los de La Coruña dieron plantón a la multinacional en los cinco primeros encuentros-, quienes desde el primer minuto tuvieron clara la hoja de ruta a seguir para pararle los pies a la empresa y lograr más tiempo de negociación», señaló. Ve en este nuevo escenario de tiempo una «oportunidad» para dar la vuelta a los planteamientos de Alcoa, que «no tienen base ni justificación más allá de la planificación estratégica» de la propia empresa. Para ello, insta al Gobierno central a tomar medidas para reducir los costes energéticos y ajustarlos a los de otros países como Alemania. De esta forma, dijo Manzano, los argumentos de Alcoa ya no tendrían cabida.

Jenaro Martínez, por su parte, indicó que la hoja de ruta a seguir a partir de ahora la debe marcar el Ejecutivo central. «Es la hora del Gobierno de aportar soluciones encima de la mesa para conseguir garantizar la actividad productiva y el mantenimiento del empleo», concretó. Martínez ya había advertido de que el plazo inicial marcado por Alcoa para negociar los despidos, que habría finalizado mañana, era «insuficiente» para buscar soluciones. Por eso, valoró la ampliación de este periodo y el compromiso de la multinacional de trabajar de manera conjunta con el Gobierno. «Es un primer paso muy importante para culminar lo que pedíamos desde las organizaciones sindicales», concluyó.

«Numerosos compromisos»

Pedro Sánchez no se reunirá con el comité de empresa de la planta de Avilés por «problemas de agenda». Esta fue la respuesta que dio ayer por escrito el presidente del Gobierno a la carta remitida por los representantes de los trabajadores el pasado 12 de noviembre. En ella, solicitaban a Sánchez que «interviniera» en la problemática con Alcoa y les concediera una reunión para trasladarle la situación «de manera personal». Sin embargo, el encuentro no podrá celebrarse por los «numerosos compromisos» del presidente. Sánchez agradeció el contacto por parte del comité avilesino y aseguró que tanto el Ministerio de Industria como el de Trabajo le mantienen «puntualmente informado de las novedades acerca del expediente».

Destacó que desde el principio, el Gobierno trasladó a la empresa la necesidad de «iniciar un proceso de negociación para la búsqueda de alternativas» y remarcó que su «compromiso es continuar trabajando en esa dirección para conseguir una solución lo más satisfactoria posible para los intereses de los trabajadores de Alcoa en ambas plantas».

De hecho, la ministra de Industria, Reyes Maroto, anunció a principios de esta semana que viajará a Estados Unidos, concretamente a Pittsburgh, donde Alcoa tiene su sede, para negociar alternativas directamente con los máximos representantes de la multinacional.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos