Thyssen podría vender por unos 20.000 millones su línea de ascensores

Un trabajador de la planta de Thyssen de La Pereda. / D. ARIENZA
Un trabajador de la planta de Thyssen de La Pereda. / D. ARIENZA

Kone contrata a un bufete alemán para preparar la oferta de adquisición por este negocio

N. A. E.GIJÓN.

El negocio de ascensores de ThyssenKrupp, en el que se integran sus dos plantas de Mieres y el centro de innovación de Gijón, vale entre 17.000 y 19.000 millones de euros, según analistas del sector, aunque el grupo alemán podría recibir aún más por esta operación, con la que este gigante pretende hacer caja y que forma parte de una reestructuración del grupo aún mayor, en la que cuenta con prescindir de 6.000 trabajadores en todo el mundo. Danske Bank cifra una posible venta al grupo Kone por encima de los 20.000 millones de euros, lo que haría más atractiva su oferta. Esta prima sería compensada con ahorros de costes y sinergias que lograría la compañía finlandesa, otro de los principales actores del negocio de los ascensores y las escaleras mecánicas a nivel mundial.

La fortaleza de Kone -presume de instalar un ascensor o una escalera mecánica cada minuto en el mundo- es, precisamente, uno de los principales obstáculos que tiene esta operación, ya que las autoridades antimonopolio de la Unión Europea podrían ver con malos ojos la concentración de gran parte de la fabricación del sector en un único grupo.

No obstante, prueba de que Kone va en serio es que ha contratado al bufete de abogados alemán Hengeler Mueller para que lo asesore en una oferta de adquisición planificada, según informó ayer Reuters. Este despacho es una de las principales firmas de abogados corporativos de Alemania y ayudó a asesorar a Tata Steel en la empresa conjunta que planificaba con Thyssen para su negocio del acero, un acuerdo que finalmente no salió adelante por los reparos de la UE.

La línea de ascensores de ThyssenKrupp emplea alrededor de 50.000 personas en todo el mundo, de las que 400 están en Asturias. Sus fábricas de Mieres apenas suponen un 0,5% de sus ventas totales y, a pesar de ello, fueron reconocidas como el mejor emplazamiento de la división en la última conferencia de directivos que se celebró en Hong Kong.