Tres fondos de inversión se postulan para adquirir la línea de ascensores de Thyssen

Advent International, Cinven y la Autoridad de Inversiones de Abu Dabi preparan una oferta conjunta y se unen así a la puja abierta por Kone

Ó. P.GIJÓN.

A la división de ascensores de ThyssenKrupp no paran de salirle novias en los últimos días. Si en un primer momento fue la finlandesa Kone la que se postuló como potencial compradora de esta línea de negocio con una atractiva oferta que podría alcanzar los 20.000 millones de euros -su valor real se estima entre los 17.000 y los 19.000 euros-, ahora tres fondos de inversión barajan entrar en la puja realizando una oferta conjunta, según informa 'Financial Times'. En concreto, esta intención de compra correría a cargo de Advent International, Cinven y la Autoridad de Inversiones de Abu Dabi.

Esta posible oferta de los grupos inversores se vería con buenos ojos desde las instancias de competencia de la Unión Europea, quienes recelan del intento de Kone. No en vano, el grupo finlandés ya es un gigante del negocio de los ascensores y la compra supondría la concentración del negocio en unos pocos actores -solo Otis Elevator y Schindler harían competencia a la empresa resultante-. Para los inversores, la entrada de estos fondos de inversión supondría también un movimiento atractivo ya que se prevé que los trámites de una compra por parte de estos actores sería más ágil que la de Kone. Una investigación en profundidad por parte de Competencia se alargaría, al menos, un año mientras que la de los inversores privados se acortaría la mitad, según informa el diario británico. Los accionistas, en este sentido, preferirían un movimiento rápido que evite la volubilidad en el precio de las participaciones.

El negocio de ascensores tiene una fuerte implantación en Asturias. No en vano, aquí opera en dos plantas de Mieres y en un centro de innovación situado en Gijón. La línea de ascensores de ThyssenKrupp emplea, en total, a unas 50.000 personas en todo el mundo, de las cuales 400 están en el Principado. De esta forma, sus plantas de Mieres apenas suponen un impacto del 0,5% en sus ventas totales. Pese a ello, las instalaciones asturianas han sido reconocidas como las mejores de la división en la última conferencia de directivos del grupo.

Aquí en Asturias, los trabajadores se mostraron tranquilos la semana pasada ante una eventual compra ya que «sabemos que somos solventes y muy competitivos», según subrayó José Ramón García, presidente del comité de empresa.