Tuinsa prescinde del 75% de su plantilla y aplica un ERTE al resto de trabajadores

Protesta hoy de los trabajadores de Tuinsa./PALOMA UCHA
Protesta hoy de los trabajadores de Tuinsa. / PALOMA UCHA

Sindicatos y empresa llegan a un acuerdo para extinguir el contrato al grueso de sus empleados y se dan un mes para buscar nuevos pedidos que permitan retomar la actividad industrial

OSCAR PANDIELLOGijón

Plantilla y propietarios de Tuinsa llegaron hoy a un acuerdo sobre el futuro de la empresa. Lo hicieron tras más de dos horas de reunión en las que se puso sobre la mesa la situación crítica por la que atraviesa la compañía y los dos escenarios que contemplaban sus nuevos dueños: o bien un ERE de extinción que afectase al 100% de la plantilla o, por otra parte, un mantener en plantilla al 25% de los trabajadores -aplicando un ERE al 75% restante- a la espera de nuevas vías para mantener vivo el negocio.

Finalmente, trabajadores y empresa decidieron optar por esta segunda opción, lo que se traduce en un despido para 44 de los 59 trabajadores con los que todavía contaba la empresa. Al resto, por tanto, se les aplicará una regulación temporal de empleo a la espera de suscribir nuevos pedidos que permitan reactivar su actividad industrial. El acuerdo, que todavía tiene que ser ratificado por la asamblea de trabajadores, contempla el plazo de un mes para encontrar la viabilidad de la planta.

Los trabajadores a los que ya se les aplica el ERE tendrán la compensación mínima recogida por la ley, con 20 días de salario por año de servicio en la empresa. La compañía, en este sentido, ha querido agradecer la postura «comprensiva» de los trabajadores ante la situación crítica de la empresa.

Mañana se cumple un mes desde que los trabajadores de Tuinsa Norte iniciaron un encierro en las instalaciones que la empresa, dedicada a las construcciones metálicas y mantenimiento electromecánico, tiene en el polígono de Somonte, en Gijón. Los trabajadores volvieron a manifestarse esta mañana frente a la nave llegando a cortar la AS-326 para reclamar una solución al conflicto, que mantiene a parte de la plantilla sin cobrar desde hace varios meses.

Temas

Gijón