El director de Vauste garantiza a los empleados el futuro de sus puestos y de la carga de trabajo

El director de Vauste garantiza a los empleados el futuro de sus puestos y de la carga de trabajo
Trabajadores de Vauste y diputados de Podemos, concentrados frente a la Junta General. / MARIO ROJAS

El representante sindical de la CSI lamenta que durante la reunión no se planteasen «inversiones concretas» salvo la compra de dos tornos

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

La dirección de Vauste -antigua Tenneco- convocó ayer una reunión con la plantilla de trabajadores para salir al paso de las últimas informaciones que apuntaban a una posible venta de la planta. El encuentro, que se alargó durante casi una hora, contó con la presencia del director Fernando Sáez, que en todo momento tranquilizó a los trabajadores afirmando que tanto la carga de trabajo como sus puestos estaban garantizados. En este sentido, Sáez señaló que la empresa se encuentra «muy bien posicionada» en el mercado y que, además, ya se están cerrando los últimos trámites para sumar varios clientes a la cartera de la empresa.

La reunión dejó impresiones encontradas entre los trabajadores. Aunque algunos reconocieron «no sentirse inquietos ante el futuro de sus puestos de trabajo», otros, como el secretario general de la Corriente Sindical de Izquierda (CSI) Nacho Fuster, declaró sentirse «decepcionado ante la falta de «inversiones concretas» para la fábrica. «Agradecemos que haya dado la cara un año después, pero no se anunció ningún plan de viabilidad y por lo tanto no hay nada garantizado que podamos decir que sea firme», afirmó el sindicalista.

También durante la jornada de ayer, varios trabajadores de la planta se concentraron frente a la Junta General del Principado para posicionarse en contra de la venta de Vauste. El director de la planta, en este sentido, reconoció según Fuster que la intención de Quantum Capital Partners pasaba por «vender la empresa» a largo plazo, una vez que se afianzase el volumen de trabajo y ventas. Una afirmación que, aunque resulte preocupante para el representante de la CSI, no coge por sorpresa a otros trabajadores. «Dentro de la filosofía de la propia empresa está el vender después de haber invertido en las empresas, eso nos lo han dicho desde el primer momento», señaló otro de los trabajadores tras el encuentro.

Una de las inversiones que sí se concretó es la compra para noviembre de dos tornos, que supondrían un desembolso de 200.000 euros. Desde que se convirtieran en inversores principales de la planta, la dirección afirme haber invertido 2,5 millones de euros en mejoras para la empresa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos