Barbón defiende ante los empresarios ovetenses el papel de los impuestos

Barbón defiende ante los empresarios ovetenses el papel de los impuestos
Adrián Barbón y Carlos Paniceres durante el encuentro en la Cámara de Comercio de Oviedo. / P. L.

El secretario general de los socialistas aseguró que respaldará las alegaciones que presente el Principado al estatuto de las electrointensivas

SANDRA S. FERRERÍA OVIEDO.

«¿Más impuestos, menos, por qué y para qué?». Esta fue una de las preguntas que los representantes del comité ejecutivo de la Cámara de Comercio de Oviedo le lanzó al secretario general de la FSA y candidato a la Presidencia del Principado, Adrián Barbón, durante el encuentro que mantuvieron ayer por la tarde, enmarcado en una serie de reuniones que tendrán los empresarios ovetenses con los candidatos asturianos y a la Alcaldía de la ciudad.

Tras afirmar que no era «nada dogmático», Adrián Barbón no aclaró si dentro de sus planes se encuentra subir o bajar los impuestos. Pero sí afirmó que habrá que ver «los necesarios para sostener el Estado social y las inversiones que se necesitan hacer con financiación pública». Así, reconoció que sería un error decir «que solo hay que tener para cubrir las necesidades de las personas en cuanto al Estado de bienestar».

En la dinámica del encuentro, desde la Cámara le hicieron un test sobre el Principado, y así Barbón manifestó que Asturias es «ilusionante» y que «ofrece más oportunidades de las que creemos». Barbón abogó por la ciencia y la innovación en el Principado, para lo que desde la FSA se prepara un «ambicioso» programa que englobaría medidas como concentrar todas las competencias en una única consejería y la apuesta por que Asturias tenga una Ley de Ciencia e Innovación. Además, defendió el Área Metropolitana Central, agilizar la administración, y mejorar las infraestructuras. También defendió la colaboración público privada y la formación dual.

Durante su intervención, el candidato a la Presidencia del Principado anunció «con total franqueza y sinceridad» que respaldará las alegaciones que presente el Ejecutivo asturiano al estatuto de la industria electrointensiva. «Creo que no estamos en fase incipiente», aseguró, e invitó a los gobiernos y a las empresas a que aleguen. Sin embargo, defendió la norma, puesto que «al menos hay algo sobre lo que discutir», y recordó que es la primera vez que existe una norma jurídica para diferenciar la industria electrointensiva, «la gran consumidora de energía».

Para el líder de los socialistas asturianos por delante hay un reto por el que apuesta mediante una combinación del desarrollo de la industria y la protección medioambiental, algo que «cada vez va a ser una constante mayor».

Además, Barbón defendió la continuidad de las térmicas, «más allá de 2030», el arancel ambiental «que estará en mi programa», y la transición pactada y justa, «no la podemos entender cuando solo es quitar». Una transición que espera que Hunosa pilote y que ella sea el órgano gestor en Asturias. Asimismo espera que la empresa pública irradie actividad hacia el suroccidente.

En otro orden de temas, Barbón emplaza a la necesidad de una formación específica en el sector primario, como es el mundo agrario, el lácteo o el pesquero, por el turismo, por la banda ancha e internet en el área suroccidental, y por que los Ayuntamientos implanten zonas de desarrollo en las zonas con menos comercio de las ciudades.