El fondo de pensiones de Noruega vuelve a superar el 3% en Liberbank

Manuel Menéndez. / EFE
Manuel Menéndez. / EFE

Norges Bank ha comunicado a la CNMV un aumento de su participación en el banco de origen asturiano

N. A. E.GIJÓN.

Ya rondó el 3,2% y, aunque redujo su participación, ahora vuelve a ganar posiciones en Liberbank. Norges Bank Investment Management (NBIM) acaba de comunicar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que cuenta con un 3,13% del capital del banco de origen asturiano. Lo hace en un momento bajista para la entidad, que marca mínimos, después de que en primavera se frustrara su fusión con Unicaja y que el presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, haya descartado la adquisición de Liberbank ante el rechazo del consejo de administración que lidera Manuel Menéndez.

Norges Bank irrumpió en Liberbank en noviembre de 2017, mediante la ampliación de capital de 499 millones de euros que necesitó la entidad asturiana tras el contagio especulativo de la crisis del Banco Popular. Ahora, la participación de este fondo ronda los 29 millones de euros, lo que sitúa al Estado escandinavo como el quinto mayor accionista de Liberbank, tras las fundaciones bancarias originarias del banco -Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria-, que suman algo más del 24%; el fondo Oceanwood (17%); el mexicano Ernesto Tinajero (7%) y la familia Masaveu (6%), que también ha incrementado su peso en el banco asturiano en los últimos meses.

Norges es el fondo de pensiones público del país escandinavo, dotado con sus ingresos petroleros y gasistas y cuyo objetivo es proveer de jubilaciones a sus ciudadanos. Pero más allá de esto, es uno de los actores más activos de los mercados internacionales y de la Bolsa española. En total, cuenta con una cartera de inversiones de alrededor de 950.000 millones de euros y es el mayor fondo soberano del mundo.

El vehículo inversor del país escandinavo ganó 994.622 millones de coronas (99.780 millones de euros) en el primer semestre, con un rendimiento de alrededor del 3% en el segundo trimestre del año. Las inversiones en acciones, que suponen el 69,3% del total de su cartera, obtuvieron un rendimiento medio del 3%, mientras que las de renta fija, un 28% de la cartera del fondo, lograron un 3,1%, y las del sector inmobiliario, un 0,8%.

Además, en la primera mitad del año, aumentó su inversión en bonos públicos estadounidenses, británicos y españoles. De hecho, su inversión en renta fija española creció hasta los 56.086 millones de coronas noruegas (5.637 millones de euros) y se ha convertido en la quinta más grande en su cartera, por detrás de Estados Unidos, Japón, Alemania y Reino Unido.