El Gobierno plantea gravar a los transportistas con la Euroviñeta por circular por España

El Gobierno plantea gravar a los transportistas con la Euroviñeta por circular por España
Una hilera de camiones en la autovía del Cantábrico. / NEL ACEBAL

El borrador de la ley de cambio climático también incluye la supresión de las bonificaciones a los carburantes agrícola y pesquero

L. CASTRO / D. FERNÁNDEZ GIJÓN.

El Gobierno no solo quiere que las carreteras españolas estén libres de turismos con motores de gasolina y gasóleo. También quieren que los transportistas paguen un gravamen por circular por las vías. Así lo recoge el borrador del anteproyecto de ley de cambio climático, que quiere tener listo para su tramitación en las Cortes antes de que concluya el año. Según el documento al que ha tenido acceso EL COMERCIO, el Ministerio de Transición Ecológica que dirige Teresa Ribera plantea establecer en España la llamada Euroviñeta, una tasa que conlleva la aplicación de gravámenes a los vehículos pesados de transporte de mercancías por la utilización de determinadas infraestructuras.

Esta tasa se sumaría al incremento de los impuestos sobre el diésel que ya anunció el Gobierno el pasado verano y que contó con un rotundo rechazo por parte de las asociaciones de transportistas.

La aplicación de la Euroviñeta forma parte de todo el paquete de medidas que quiere poner en marcha el Gobierno para llevar a cabo un proceso de descarbonización exprés, con unos objetivos de reducción de gases contaminantes mucho más restrictivos que los que aprobó la Unión Europea. La aplicación de la Euroviñeta afectaría a todos aquellos vehículos de transporte de más de 3.500 kilos. Se trata de una tasa regulada por la directiva aprobada por el Consejo Europeo el 17 de junio de 1999 y que ya funciona en algunos países la UE. En estos momentos, solo Holanda, Bélgica, Luxemburgo y Dinamarca la tienen en vigor. Consiste en aplicar una tasa más a este tipo de vehículos pesados por circular. Esta medida, en caso de que finalmente salga adelanta, afectaría a unos 340.000 camiones de toda España. En 2016, el entonces ministro de Economía Luis de Guindos ya planteó la implantación de esta tasa nuestro país, como una fuente de ingresos que permitieran al entonces Gobierno presidido por Mariano Rajoy cuadrar las cuentas ante la Unión Europea. >Finalmente no se llevó a aplicar, aunque en España hay provincias, como Guipuzcoa, que sí aplican tasas adicionales en la línea de la Euroviñeta.

«¿Tractores eléctricos?»

Los agricultores y ganaderos asturianos no «dan crédito» a la ley que está ultimando el Ministerio para la Transición Ecológica. Aseguran que perjudicará «gravemente» el desarrollo de su actividad y lamentan que el Ejecutivo no haya puesto sobre la mesa las alternativas antes de hablar de la supresión de las bonificaciones a los carburantes y de la desaparición del diésel y la gasolina.

«¿Hay tractores eléctricos?», se preguntaba ayer Ramón Artime, representante de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores de Asturias (ASAJA). «No entendemos nada de lo que está pasando. No sé si en otros países también están haciendo estos cambios y a esta velocidad, pero en este Gobierno empieza a ser habitual esto de legislar para dificultar y prohibir nuestra actividad», criticó Artime, quien agregó que «este Ejecutivo está empeñado en vivir políticamente a costa de anunciar decisiones que no llevan a buen puerto».

En términos similares se expresó la secretaria general de la Coordinadora de Agricultores y Ganaderos, Mercedes Cruzado, quien indicó que a día de hoy el precio de los carburantes «es ya insostenible». Aseguró que el sector está sufriendo muchos problemas económicos derivados de los costes del gasóil, los fertilantes y los plásticos. «Es un extra que no podemos recuperar con el precio al que vendemos la carne y la leche», señaló Cruzado. Asimismo, explicó que «los tractores no son como los coches, pues se espera que duren toda la vida. Vamos a terminar de pagarlos, porque valen un dineral, cuando ya no podamos usarlos. Es de locos».

Sin los tractores, «volveremos a la época de los bueyes», lamentó José Ramón García, secretario de la Unión de Campesinos de Asturias. Confía en que el Gobierno valore aplicar estas prohibiciones exclusivamente a los turismos. De lo contrario, dijo, «lo más fácil será que cerremos y entonces tendrán que explicarnos cómo piensan que vamos a alimentarnos y a ganarnos la vida nosotros».

Síguenos en: