Iberdrola abre una tercera investigación interna por los contratos con Villarejo

La compañía, que ya ha realizado dos análisis en el último año, depurará responsabilidades si detecta que se han «eludido» sus controles

JOSÉ M. CAMAREROMADRID.

Iberdrola ha decidido poner en marcha una nueva investigación interna para determinar el alcance de los trabajos encargados a la empresa de seguridad Cenyt, vinculada al excomisario José Manuel Villarejo. La compañía ha puesto en marcha este procedimiento después de que esta semana 'El Confidencial' y 'Moncloa.com' publicaran la realización de supuestos espionajes a empresarios, políticos y organizaciones ecologistas en el marco de la construcción de una central de ciclo combinado en Arcos de la Frontera (Cádiz) hace más de quince años.

La compañía ha indicado en un comunicado que se trata de un proceso de investigación «exhaustivo». Llevarán a cabo un análisis en profundidad de los nuevos datos desvelados estos días sobre los supuestos pasos para desbloquear la construcción de esa planta eléctrica, que está en funcionamiento desde 2005. La firma apunta que todos los hechos relativos al supuesto espionaje a figuras como Manuel Chaves, expresidente de la Junta de Andalucía, o Manuel Pizarro, expresidente de Endesa, son «desconocidos para Iberdrola» y sobre los que, asegura, no tiene constancia alguna.

En cualquier caso, y ante la situación a la que ahora se enfrenta, la compañía ha advertido públicamente de que «tratará de esclarecer la veracidad de las informaciones y si ha habido cualquier tipo de incumplimiento del código ético» de la corporación. Además, ya anticipa que, si como consecuencia de esta investigación se demuestra «que se han eludido los procedimientos de control de Iberdrola, la empresa adoptará todas las medidas necesarias de acuerdo con los procedimientos establecidos». En las informaciones publicadas se apunta que el directivo que habría formalizado el encargo y supervisión de los trabajos fue el responsable de Seguridad, Antonio Asenjo, quien continúa ocupando ese mismo puesto.

Tras las primeras filtraciones que relacionaban a Iberdrola y sus contratos con Cenyt con supuestas prácticas irregulares para conseguir diversos propósitos empresariales, la eléctrica ya llevó a cabo dos investigaciones internas, en 2018 y 2019. Ambos análisis determinaron, por un lado, que se habían contratado 17 servicios ordinarios y propios de la Dirección de Seguridad Corporativa entre 2004 y 2017; y, por otro, que en el proceso de contratación y posterior pago de dichos trabajos «se habían aplicado correctamente todos los controles» y procedimientos, según Iberdrola. Como en esas ocasiones, serán sus servicios internos los que analicen la documentación relacionada con los contratos con Cenyt.