Joel García se impone en las elecciones para presidir la patronal de la construcción

La candidatura ganadora, de izquierda a derecha, Juan Ordieres, Joel García, Carmen León Candanedo y Manuel Fernández. / P. LORENZANA
La candidatura ganadora, de izquierda a derecha, Juan Ordieres, Joel García, Carmen León Candanedo y Manuel Fernández. / P. LORENZANA

Consiguió 399 votos frente a los 274 del otro candidato, Delfín Cuervo, en los primeros comicios para liderar CAC-Asprocon

NOELIA A. ERAUSQUIN GIJÓN.

Había ganas de votar en las primeras elecciones para liderar la patronal de la construcción asturiana, CAC-Asprocon. A pesar de sus casi 40 años de historia hasta ahora nunca se habían presentado dos candidatos y la expectación, ayer, durante la asamblea electoral de la organización, celebrada en Las Caldas (Oviedo), era máxima. Tanto es así, que la participación se elevó por encima del 90% para dar la victoria, finalmente, al valdesano Joel García, fundador de la compañía Construcción y Obra Civil de Asturias (CGS). Se impuso con un 59% de los votos (399) al otro aspirante, Delfín Cuervo, de Señalizaciones Asturias (Seas), presidente del grupo de contratistas de la organización y uno de los representantes de CAC-Asprocon en la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), que obtuvo 274 apoyos.

García convenció con su programa renovador para sustituir a Ramón Montero, el primer presidente de carácter técnico de la organización y que dimitió en mayo a los siete meses de acceder al cargo para suceder a Serafín Abilio Martínez, que dirigió la Confederación durante 34 años.

De regreso a la fórmula de presidente-empresario, al nuevo líder de los constructores le acompañan en su equipo Juan Ordieres Muñiz, de Canteras Mecánicas Cárcaba, como vicepresidente primero; Carmen León Candanedo, de Construcciones Candanedo, como vicepresidenta segunda, y Manuel Fernández Martínez, de New Construction, como vicepresidente tercero. Una dirección que «inicia un nuevo tiempo, con gente joven, aire fresco, ilusión y ganas de trabajar», en palabras del nuevo presidente de CAC-Asprocon, que se fija como reto «intentar tener una voz firme para el sector, una voz única, y compensar los últimos seis años de silencio y de cierto ostracismo». El objetivo es «recoger el ideario común de toda la CAC» e incorporarla «a los niveles más altos de representatividad empresarial», resumió.

García, nacido en Muñás (Valdés), en 1980, casado y con dos hijos, a pesar de su juventud lleva toda la vida en el sector. Empezó a trabajar en él con 16 años y, en 2007, constituyó CGS, empresa especializada en urbanizaciones y en fabricación y extendido de asfalto.

Relevo generacional

Sorprendido por un resultado tan favorable -García reconoció que esperaba ganar, pero no por un margen tan amplio-, el nuevo representante de la construcción en Asturias se marca tres prioridades: ayudar a que los pliegos de los concursos no supongan bajas desproporcionadas para las empresas, presionar para que los asuntos urbanísticos se resuelvan más rápido y potenciar el trabajo de la Fundación Laboral de la Construcción (FLC). «Hace falta que la gente vuelva a confiar en que la construcción tiene futuro, que la gente decida volver a integrarse» en este sector, recalcó García, que destacó la falta de relevo generacional y la necesidad de rejuvenecer las plantillas como uno de los problemas que afrontan las empresas, pero no el único.

De hecho, también apuntó la necesidad de más inversión pública; insistió en la necesidad de luchar contra «las bajas desproporcionadas», la competencia desleal o la inestabilidad jurídica y rebajar las barreras a la inversión privada. En este último punto, adelantó que la organización va a «analizar lo que se tardan en resolver los problemas urbanísticos o las licencias», tras las quejas del sector de los últimos meses. Además, prevé realizar un estudio que analice la presión fiscal, tanto autonómica como municipal. «Las empresas deben competir en iguales condiciones», defendió en su presentación, ya como presidente. Y también avanzó que promoverá la coordinación con Fade y las Cámaras de Comercio asturianas para atraer talento e intentar frenar la pérdida de población.

Ya en ámbito interno, pretende reordenar y aumentar los servicios de la patronal, sumar socios y facilitar el acceso a la información.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos