Joel García, nuevo presidente de los constructores

Joel García, nuevo presidente de los constructores
PABLO LORENZANA

El empresario valdesano se impuso al otro candidato, Delfín Cuervo, en las primeras elecciones en la historia de CAC-Asprocon

Noelia A. Erausquin
NOELIA A. ERAUSQUINGijón

El valdesano Joel García, de 37 años, fundador y propietario de la empresa Ingeniería de Construcción y Obra Civil de Asturias (CGS), se ha impuesto este medio día en las elecciones a la presidencia de CAC-Asprocon con una candidatura en la que también se integran Juan Ordieres Muñiz (Canteras Mecánicas Cárcaba, S. A.), como vicepresidente primero; Carmen León Candanedo (Construcciones Candanedo, S. A.), vicepresidenta segunda, y Manuel Fernández Martínez (New Construction, S. L.), como vicepresidente tercero. Con una propuesta basada en la renovación, García logró 390 votos frente a los 270 de su rival, Delfín Cuervo, actual presidente del grupo de contratistasy representante de la organización empresarial en Fade. «Llega un nuevo tiempo, con gente joven, aire fresco, ilusión y ganas de trabajar», aseguró García tras su proclamación. El nuevo presidente de los constructores se marca como reto «intentar tener una voz firme para el sector, una voz única», a la vez que «compensar los últimos seis años de silencio y cierto ostracismo».

El relevo en la patronal de la construcción se produce dos meses después de la dimisión de Ramón Montero Arjonilla, que abandonó el cargo poco más de medio año después de convertirse en el primer presidente de carácter técnico de CAC-Asprocon, tras pasar un proceso de selección de personal.

Tras este fracaso, la organización empresarial decidió regresar a la fórmula tradicional de contar con un presidente empresario, perdida tras la marcha de Serafín Abilio Martínez, que lideró la organización durante 34 años. A las elecciones se presentaron Joel García Fernández y Delfín Cuervo Álvarez, de Señalizaciones Asturias (SEAS), que contaba en su equipo con José Luis Fernández-Avello García Tuñón (Fresno, S. A.), como vicepresidente primero; Amaro Blanco Díaz (Noega Ingenieros, S. L.), vicepresidente segundo, y Susana García Rama (Construcciones García Rama S. L.), como vicepresidenta. Se da la circunstancia de que estas son las primeras elecciones en la patronal de la construcción asturiana, un hecho que animó a la participación, que fue superior al 90%.

Entre los retos que tendrá el nuevo presidente se encuentra conjugar los intereses de los tres grupos de CAC-Asprocon (promotores, contratistas e industria y servicios), cuyas empresas afrontan problemáticas diversas. Así, en el de los promotores, las trabas burocráticas para recibir licencias o la falta de Plan General de Ordenación en Gijón están suponiendo los principales obstáculos ahora que el mercado empieza a recuperarse. Sin embargo, en el caso de la obra civil, la caída de la inversión pública sigue manteniendo a las empresas supervivientes al borde del abismo, algo que con frecuencia también sufren las compañías de industria y servicios.

Según subrayó Joel García, sus prioridades serán ayudar a que los pliegos de condiciones de los concursos no promuevan bajas para las empresas, incidir en que los temas urbanísticos se resuelvan más rápido y potenciar la Fundación Laboral de la Construcción, de tal forma que permita paliar la escasez de personal con la que se encuentra en la actualidad el sector. «Hace falta que la gente vuelva a confiar en que la construcción tiene futuro», insistió García.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos