«Estamos hartos de que nos usen como munición política»

Los manifestantes, con banderas y pancartas en la plaza Mayor de Gijón. / DAMIÁN ARIENZA

Los sindicatos reprochan al Gobierno la falta de un plan tras el acuerdo del Pacto de Toledo: «Es ambiguo y cada uno lo interpreta diferente»

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

El anuncio, hace apenas una semana, de un nuevo acuerdo en el Pacto de Toledo para revalorizar las pensiones en relación al IPC, no ha servido para calmar los ánimos entre el colectivo de pensionistas. La falta de concreción y el paso atrás de algunos altos cargos del gobierno, como la ministra Nadia Calviño, ha vuelto a llevar a la calle a cientos de personas para reclamar en Gijón un sistema de pensiones «digno y sostenible en el futuro». La protesta, convocada por UGT, CC OO y la Federación de Asociaciones de Mayores del Principado de Asturias (FAMPA) con motivo del Día Internacional de las Personas Mayores, tuvo como principales reivindicaciones la ya citada revalorización de las pensiones, la derogación de las últimas leyes sanitarias y garantizar la atención en materia de dependencia.

En este sentido, el acuerdo alcanzado la pasada semana por el Pacto de Toledo fue calificado como «ambiguo» por los representantes de los sindicatos, que piden más concreciones para que las mejoras lleguen a buen puerto. «El acuerdo no es suficiente y cada uno lo ha interpretado de una forma diferente. Ya estamos hartos de que las pensiones sean munición política y más ahora que estamos en precampaña», explicó Francisco de Assis Alonso, secretario de la Federación de Pensionistas de CC OO.

Aunque algunas voces del gobierno cuestionen ahora la viabilidad del aumento de las pensiones tomando como referencia solo el IPC, desde UGT se muestran «confiados» en la viabilidad de la medida. «Tienen un manifiesto de enero de 2018 donde lo dicen bien claro: las pensiones se revalorizarán conforme al IPC. Y las pensiones son sostenibles y hay que planificarlas hasta el año 2050. Si alguna ministra o algún secretario de Estado no lo entiende, está mal ubicado y tiene que cambiarse de partido o irse a su casa», subrayó Manuel Francisco Menéndez, de UGT.

En materia de fármacos, la FAMPA reclamó en su comunicado la reforma de las leyes que han impulsado el copago farmacéutico, una situación que ha tenido «un enorme impacto negativo en los niveles de renta más bajos».

De cara a las próximas semanas, tanto los sindicatos como la federación ya tienen previsto convocar más concentraciones. Hoy, tanto Oviedo y Gijón acogerán varias mesas informativas en las que se recogerán firmas por el blindaje de las pensiones.

 

Fotos

Vídeos