Agencia Asturias

El mercado de alquiler de viviendas en Gijón (1)

El mercado de alquiler de viviendas en Gijón (1)
Las noticias nos advierten continuamente sobre las subidas incesantes del precio de las viviendas de alquiler, una información que ha de tomarse con precaución ya que hace que muchos propietarios se creen falsas expectativas al interpretarlas de una forma generalista
PUBLIRREPORTAJE

Hoy queremos hablar de ello con Verónica Álvarez, gerente de Agencia Asturias, para saber un poco más sobre cuál es la realidad de esta tendencia en Gijón, sus causas y posibles soluciones.

-Según se desprende de la información que dan los medios de comunicación, en los últimos años alquilar una vivienda se está convirtiendo en una tarea complicada ¿a qué se debe?

-Son muchas las personas que por un motivo u otro hoy en día prefieren el alquiler a la compra, y una de las dificultades es precisamente que en estos momentos la demanda es bastante superior a la oferta de viviendas en alquiler. Esto sumado a que los precios superan las posibilidades económicas de la media, y que el estado de muchos pisos no se corresponde con los precios que se piden.

-El encarecimiento de los precios es una de las principales preocupaciones para los futuros inquilinos. ¿Por qué están subiendo de esta manera los alquileres?

-Está sucediendo algo parecido a lo que pasó hace años, aunque por otros motivos. Cuando en el año 2007 frenaron las ventas por los precios desorbitados, aumentó considerablemente la demanda del alquiler y comenzaron a subir los precios hasta el año 2011, hasta que llegó el momento en el que la gente ya no podía asumir las rentas que se pedían, subió el número de impagos de rentas, y el mercado reaccionó produciéndose un descenso progresivo de precios. Hubo bastantes negociaciones a la baja de las rentas propuestas por los inquilinos que veían la oportunidad de alquilar viviendas similares en rentas más bajas, y los propietarios que estaban contentos con sus inquilinos rebajaron las rentas y mantuvieron su inmueble generando una rentabilidad interesante, hasta el año 2014, en el que se produjo una estabilización. Y la demanda comenzó a aumentar.

Desde el 2016 los precios de las rentas comenzaron a subir de forma moderada, y ahora nos encontramos de nuevo en una situación de subida, que empieza a generar dificultad de acceso para el nivel medio de los inquilinos, que nos solicitan viviendas de 450 € y la media de las viviendas que tenemos se encuentra en 550 €. Por supuesto hay pisos de 380 € sin ascensor y calefacción, pero difíciles de alquilar por su estado, y también de 1.300 € de lujo para personas con un poder adquisitivo alto, pero éstas son las excepciones.

-¿Y cuál crees que es la previsión a futuro? ¿Podríamos dar algún consejo a los propietarios?

-Debido al endurecimiento de las condiciones hipotecarias, la tendencia es que la población más joven opte por el alquiler frente a la compra. Por tanto, la demanda se mantendrá. Mi recomendación para los propietarios de viviendas que puedan alquilar, es que se dejen asesorar por nuestros expertos en alquiler en cuanto a las rentas, y en la preparación de las viviendas según zona y tipología, para obtener la mayor rentabilidad posible dentro de la realidad del mercado de nuestra ciudad. Y que se animen y no tengan miedo. La mayoría de la gente cuida los pisos y pagan con garantías.