El empleo de Estados Unidos salva los 8.900 puntos del Ibex-35

El empleo de Estados Unidos salva los 8.900 puntos del Ibex-35
EEF

Sube un 0,67% hasta los 8.961,8 enteros, tras caer un 2,42% durante la semana

RAÚL POZA MARTÍNMadrid

La caída del desempleo en Estados Unidos ha sido el factor que ha provocado que el Ibex-35 aguante sobre los 8.900 puntos, puesto que el indicador cotizaba por debajo de dicha cota durante el resto de la sesión y hasta conocerse el dato. En el plano más europeo, Reino Unido se abre a la posibilidad de pedir una prórroga a Bruselas.

El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex-35, ha acabado la jornada sobre los 8.961,9 puntos, dando un último cambio en los 8.900 enteros al subir un 0,67%, gracias a los datos de desempleo de Estados Unidos que descendió hasta el 3,5% en septiembre desde el 3,7% de agosto, el dato más bajo desde diciembre de 1969 hace 50 años.

Los inversores han querido resaltar este hecho por encima de la creación de puestos de trabajo que se han quedado por debajo de las expectativas puesto que se esperaban 147.000 nuevos empleos y se han quedado en 136.000, pero se trata de una cifra si se compara con los 130.000 que se crearon en agosto. Con todo, es la racha más larga de bonanza del mercado laboral en Estados Unidos desde que se tiene constancia con 108 meses consecutivos de creación de empleo.

Antes de publicarse los datos de empleo, las bolsas europeas cotizaban sin apenas fuelle y los futuros de la Bolsa de Nueva York anunciaban una apertura bajista, pero tras conocerse los números llegaron las compras en Europa y los futuros de Nueva York cambiaron al verde y los principales indicadores de Wall Street cotizan con subidas con los mercados europeos cerrados y a la espera de que el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Jerome Powell, comparezca a las ocho de la tarde hora europea. Un Powell que puede agarrarse sin problemas a estos datos para seguir defendiendo que no es necesaria una nueva bajada de tipos de interés puesto la economía estadounidense sigue funcionando de forma óptima.

Un Ibex de menos a más

El Ibex-35 comenzó la jornada con una clara tendencia bajista y tocó el mínimo diario en los 8.858,80 enteros pasadas las once y media de la mañana y se mantuvo por debajo de los 8.900 hasta que se conocieron los datos de empleo estadounidense que hicieron rebotar al selectivo. Desde entonces cotizó con un avance sostenido de entre el 0,3 y el 0,5% hasta el cierre.

Las mayores subidas han sido para Amadeus, que ha avanzado un 1,5%; Inditex, un 1,42%; Ferrovial, un 1,33%; Merlin Properties, un 1,18%, y Endesa, un 1,1%. Mientras que en el lado de las pérdidas se colocaron Ence, que se dejó un 1,91%; Mediaset, un 0,9%; Siemens Gamesa, un 0,82%; Acerinox, un 0,68%, y Viscofán, un 0,59%.

El resto de Europa también ha celebrado las cifras de Estados Unidos y las principales plazas del Viejo Continente terminaron la jornada con subidas relevantes: Londres subió un 1,03%; París, un 0,74%; Fráncfort, un 0,6%, y Milán, un 0,49%.

Miedo a la crisis económica

El Ibex-35 ha cerrado la semana con un retroceso del 2,42% lastrado, al igual que el resto de la renta variable mundial, por el temor a una crisis económica tras la publicación de malos datos macroeconómicos que llegaron especialmente de Estados Unidos, concretamente por los ISM de manufacturas y servicios que vendrían a confirmar que la guerra comercial está pasando factura a la economía real, atacando a industria y servicios.

Este temor a una recesión, a la que se une el 'brexit' en el caso europeo, provocaron que el Ibex-35 perdiese los 9.200 puntos el miércoles, con los datos de industria de la mano, y al día siguiente registrase su peor sesión en dos años, cedió un 2,77%, y perdiese los 9.000 enteros.

Respecto al 'brexit', este viernes se ha conocido que el Gobierno británico pediría una prórroga a la Unión Europea para ampliar el plazo de salida, fijado el 31 de octubre, si el día 19 no ha logrado negociar un acuerdo interno de desconexión de Bruselas. Esto es lo que se desprende de unos documentos oficiales presentados al Tribunal de Sesiones de Edimburgo, el cual evalúa si el primer ministro, Boris Johnson, podría acabar en la cárcel por formar a Reino Unido a un Brexit no negociado.

Los mercados europeos no reaccionaron de modo alguno a la noticia. Es más, se apreció una leve bajada, apenas momentánea, en todas las bolsas europeas que retomaron con facilidad las subidas con las que han terminado la sesión.

Divisas, materias primas y deuda

La libra sí ha reaccionado a la noticia. El cable, como se conoce coloquialmente a la libra esterlina, rebotaba tras conocerse que Boris Johnson podría estar pensando en dar marcha atrás en su línea roja a una ruptura sin pacto con la Unión Europea. La libra registraba una jornada con caídas y antes de conocerse la noticia profundizaba en los mínimos diarios, en los 1,22 dólares. Así la noticia ha llegado en el mejor momento para el cable puesto que dicha profundización en mínimos venía precedida de los máximos del día, cerca de los 1,235 billetes verdes. Pese a ello, la libra cotiza en terreno negativo con los mercados europeos cerrados y retrocede cerca de un 0,2% pero recupera los 1,23 dólares.

Por su parte, la moneda comunitaria, el euro, se cambiaba por 1,09 unidades de dólar en ese mismo momento al cotizar plano.

En el mercado de materias primas, el oro cotizaba plano hasta 1.504 dólares la onza mientras que el barril de crudo de Brent, referencia para Europa, se pagaba a 58,50 dólares al avanzar un 1,35%.

La prima de riesgo española termina la semana en 73 puntos básicos con la rentabilidad del bono español a diez años en el 0,125%.

Claves de la sesión

-La caída del desempleo en Estados Unidos, mejor tasa en 50 años, llena de fuerza inversora a las bolsas mundiales, pese a que la creación de empleo ha sido peor de lo esperado pero con mucha mejora respecto a agosto

-La posible petición de prórroga del Reino Unido a Bruselas para alcanzar un acuerdo interno de desconexión no ha afectado a los mercados, sí a la libra que ha rebotado tras conocerse la noticia

-Pese a los buenos datos del viernes, dura semana para los mercados de renta variable con el miedo a la crisis económica cada vez más grande tras la publicación de datos macroeconómicos en Estados Unidos que han constatado la implicación de la guerra comercial en la economía real