Las exportaciones marcan su máximo histórico en Asturias por segundo año consecutivo

Las exportaciones marcan su máximo histórico en Asturias por segundo año consecutivo

Aunque el crecimiento es menor que en 2017, las ventas al extranjero siguen al alza y alcanzan los 4.315,5 millones de euros, un 3,3% más

ÓSCAR PANDIELLO

Las exportaciones asturianas marcaron en 2018 su máximo histórico por segundo año consecutivo alcanzando un volumen de 4.315,5 millones de euros, un 3,3% más que el acumulado de 2017. Las cifras, por tanto, vuelven a marcar un hito pese a que el crecimiento de 2018 -atendiendo a los datos provisionales que aporta el Ministerio de Industria y Comercio- fue 16 puntos menor que el de 2017.

Aunque las perspectivas comerciales con el extranjero son positivas, lo cierto es que existen varios factores de riesgo que generan incertidumbre a medio plazo. Uno de los ejemplos más evidentes es el de los posibles efectos comerciales del 'Brexit'. No en vano, Reino Unido es el tercer socio comercial de Asturias, ya que un 6,8% de las ventas en el extranjero van a parar al archipiélago británico. Además, es el destino que más crece con un 71% de aumento respecto a 2017.

El peso de las exportaciones recae, principalmente, sobre los países de Europa (un 65,4% de las ventas) de las cuales un 55,9% acaban en la Unión Europea. En este sentido, lideran la importación de productos asturianos Francia (con un 10,9%) e Italia (10,1%). Además del notable crecimiento del Reino Unido, también destacan los datos de Arabia Saudí, cuyas importaciones aumentaron exponencialmente, un 138%, situándose como principal socio comercial de Oriente Próximo.

Otra incertidumbre a las que se enfrenta la economía española -y por extensión la asturiana- es el auge de los aranceles, el proteccionismo y las llamadas 'guerras comerciales' como la que ahora se da entre los mercados chino y estadounidense. Esto afecta a la venta internacional de numerosos productos y materia primas. En el caso de Asturias, el mayor potencial se concentra en semifacturas no químicas (44,3%), bienes de equipo (23,5%) y materias primas (8,6). Cabe destacar que sectores en conflicto como el del automóvil registraron un crecimiento del 18,5% en el último año.

Demanda de materias primas

En lo que respecta a las importaciones, las materias primas se siguen posicionando como primera demanda del mercado asturiano, suponiendo un 37,5% del total. Le siguen los productos energéticos (21,3%), semifacturas no químicas (13,6%) y productos químicos (6,2%). Más allá del peso específico de cada sector, los mayores crecimientos interanuales se dan en las materias primas y los bienes de equipo, mientras que los descensos más acusados son los de los productos químicos y los energéticos. En el primer caso con una caída del 10,7% y en el segundo con un 5,5%.

Comparando con el resto de comunidades autónomas se puede concluir que la mayor parte de ellas tiende al crecimiento. Así, 14 muestran incrementos en sus exportaciones, con Navarra (12,7%), Cantabria (11,2%) y Canarias (9,8%) a la cabeza. Por el contrario, Castilla y León (-2,1%), Comunidad de Madrid (-1,1%) y Aragón (-0,9%) son las únicas que retroceden.