Fernández rechaza que se establezca «una fecha fija» para el fin del carbón

Las autoridades con los egresados de los grados y másteres de la Escuela de Minas, en la festividad de su patrona, Santa Bárbara. / E. C.
Las autoridades con los egresados de los grados y másteres de la Escuela de Minas, en la festividad de su patrona, Santa Bárbara. / E. C.

El presidente del Principado defiende que «ni Asturias ni España paguen más precio» del que les corresponda en la transición energética

P. LAMADRID OVIEDO.

La conmemoración de la festividad de Santa Bárbara ayer en la Escuela de Ingeniería de Minas, Energía y Materiales de Oviedo estuvo marcada por las constantes referencias a la transición energética. Las más relevantes fueron pronunciadas por el presidente del Principado, Javier Fernández, quien destacó que «Asturias necesita tiempo para abordar su transición energética y España también». En el acto académico organizado en honor de la patrona de las minas, remarcó que en un asunto como el calentamiento global, «en el que los beneficios son globales y los costes locales», no quiere que «ni Asturias ni España paguen más precio que el que objetivamente les deba corresponder». En este sentido, Fernández advirtió de la necesidad de tener cuidado en este terreno.

«Conviene perfeccionar el modo en el que habitamos el planeta, sí, pero evitando los excesos proféticos, el optimismo tecnológico y los planteamientos dogmáticos». También señaló que la transición energética no será justa «si no se encuentra correctamente el registro temporal» para un problema que necesita una solución en el medio y largo plazo. «Ni debemos ir por delante de lo que marca la Unión Europea ni establecer fecha fija para la desaparición de esta o aquella tecnología porque en un asunto así es mejor estar aproximadamente en lo cierto que exactamente equivocado«, puso de manifiesto. Así, el presidente asturiano destacó que la comunidad está ante «la forja de otra identidad regional», en la que desempeñarán un papel protagonista los ingenieros para crear «una industria más moderna, más flexible, con más componente tecnológico y más respetuosa con el medio».

Diplomas a los graduados

Asimismo, defendió que Asturias y España deben esforzarse en reforzar el legado industrial, una lección que se extrae de la crisis. Así, hizo hincapié en que «una recuperación monopolizada por el sector turístico, el auge inmobiliario, la demanda interna y los servicios precarios tendría, una vez más, los pies de barro». Fernández, que es ingeniero de Minas de formación, invitó a sus colegas, que recibieron sus diplomas de graduación -tanto los de grados como los de másteres-, a colaborar para «modernizar y fortalecer nuestro corazón industrial».

En el acto también intervino el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granada, quien hizo un llamamiento a ponerse manos a la obra en el ámbito de la transición energética. «Cuanto primero subamos a este tren, primero llegaremos a la meta», manifestó. Por su parte, el director general de Energía y Plantas Industriales del Grupo TSK, Francisco Martín Morales de Castilla, pronunció la conferencia magistral, en la que habló de un proyecto pionero de la empresa asturiana en materia de hibridación.

 

Fotos

Vídeos