El Ibex-35 cierra a la baja pero aguanta sobre los 9.100 puntos

Sede de la Bolsa española en Madrid. /EFE
Sede de la Bolsa española en Madrid. / EFE

Bankia, Sabadell, Bankinter, Inditex y Telefónica colaboraron a mantener el selectivo español

CRISTINA VALLEJO

Números rojos en el Ibex-35 tras dos sesiones consecutivas de ascensos. Pero el índice logró mantenerse por encima de los 9.100 puntos. Al cierre daba un último cambio en los 9.136,4 puntos, con un recorte del 0,21%.

Al selectivo español le ayudaron a contener los descensos de algunos bancos, como Bankia, que ganó un 1,05%, mientras que el Sabadell se apuntó un 0,68%. Bankinter, por su parte, sumó un 0,17%. Además, colaboraron con el indicador algunos de los grandes valores, como Inditex y Telefónica, que avanzaron alrededor de medio punto porcentual.

En negativo, Cie Automotive fue el que más cayó, con un recorte del 3,02%. Continuó pesando sobre el sector automovilístico europeo el riesgo de que Estados Unidos establezca nuevos aranceles después del informe que encargó Donald Trump sobre esta industria y que ya está elaborado. Después se colocaron ArcelorMittal, Cellnex y Meliá, con pérdidas de más de un 1%.

Los valores responsables de las caídas del selectivo fueron, probablemente, Santander y BBVA, que retrocedieron un 0,87% y un 0,73%, respectivamente. También en su contra cotizó Repsol, que se dejó un 0,56%, mientras que Iberdrola bajó un 0,19%.

En todo el Viejo Continente dominaron las caídas. Sólo se salvó el Dax alemán, que ganó un 0,09%. Mientras, el PSI-20 de Lisboa retrocedió un 0,08%. El Cac 40 francés, por su parte, bajó un 0,15%. El Ftse Mib de Milán y el Ftse 100 británico bajaron alrededor de medio punto porcentual.

Wall Street y los resultados

Wall Street no ayudó mucho al Viejo Continente. Después del fin de semana largo en Estados Unidos (ayer fue fiesta y no hubo negociación bursátil), los índices de la Bolsa de Nueva York se encontraban prácticamente planos. Ello, después de la publicación de los resultados de la cadena de distribución WalMart, que fueron bien acogidos, porque sus títulos eran los que más subían del Dow Jones, con ganancias de casi un 4%. La compañía ha tenido su mejor último trimestre del año en una década. También acompañaba la macro, con el índice de confianza del sector de la promoción inmobiliaria subiendo desde los 58 hasta los 62 puntos y batiendo expectativas.

Pero en Estados Unidos, tras el buen tono sobre las negociaciones alrededor de la guerra comercial, volvieron a surgir los temores a que no haya un acuerdo para el 1 de marzo y entonces suban los aranceles automáticamente. Además, hay incertidumbres respecto a lo que los miembros de la Reserva Federal puedan decir esta semana sobre la evolución de la economía americana y las decisiones de política monetaria que verían mejor. Y ello, coincidiendo con la publicación, mañana, de las actas de la última reunión en que la autoridad decidió no mover el precio del dinero. El texto podría dar pistas respecto a la posibilidad de un incremento en marzo o de que continúe la interrupción en el proceso de normalización de la política monetaria.

Aunque no era sólo que ocurría al otro lado del Atlántico lo que pesaba en las Bolsas del Viejo Continente. También había cuestiones domésticas. Por ejemplo, los decepcionantes resultados de HSBC, así como las insistentes declaraciones del Banco Central Europeo respecto a la debilidad económica y al probable retraso de las subidas de los tipos de interés. En este sentido, volvimos a ver datos económicos poco tranquilizadores en Europa. Así, el índice Zew de confianza en la economía alemana decepcionó en su valoración del contexto actual, pese a colocarse levemente por encima de lo previsto en su capítulo de expectativas, aunque, eso sí, en terreno negativo. A ello hay que sumar la incertidumbre alrededor del Brexit, cuya fecha oficial se acerca peligrosamente, sin que haya acuerdo ni plan de momento para retrasarla.

En el mercado de divisas, el euro recuperó posiciones frente al billete verde: al cierre de la sesión europea, sumaba un 0,16%, hasta el nivel de 1,1329 unidades. En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono americano a diez años retrocedía desde el 2,66% hasta el 2,64%. La del título alemán se quedaba clavada en el 0,10% y la de su comparable español, en el 1,20%. Con ello, la prima de riesgo se colocaba en los 110 puntos básicos.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, recortó ligeramente después de cinco sesiones consecutivas de avances: al cierre, retrocedía un 0,35%, hasta los 66,27 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, en cambio, subía un 0,86%, hasta rebasar los 56 dólares. El precio del oro encadenaba su cuarto día de ascensos para alcanzar los 1.340 dólares la onza, máximos desde abril del año pasado.

Claves de la sesión

-El Ibex-35 cerró la sesión con un descenso del 0,21%, para dar un último cambio en los 9.136,40 puntos.

-Bankia encabezó los ascensos, con una subida del 1,05%. Cie Automotive fue el valor que más cayó, con un recorte del 3,02%.

-El euro ganó fuerza frente al billete verde y al cierre superaba el nivel de 1,133 unidades.