El Ibex-35 rebota un 0,90% con solo siete valores en rojo

Sede de la Bolsa de Madrid. /Fernando Alvarado (Efe)
Sede de la Bolsa de Madrid. / Fernando Alvarado (Efe)

En verde, CaixaBank fue el mejor, con una subida del 2,49%

CRISTINA VALLEJO

La semana pasada el Ibex-35 retrocedió un 1,80%, pero en la sesión de este lunes el índice rebotaba un 0,90%, para dar un último cambio en los 8.936,4 puntos. El indicador ha estado oscilando durante todo el día entre los 8.890 puntos en que comenzaba la jornada y los 8.970 puntos en que marcaba máximos pasadas las diez de la mañana. Terminaba, por tanto, prácticamente entre medias de los dos niveles.

Sólo siete valores del selectivo cerraron con pérdidas. Meliá fue el peor, con un recorte del 5,75%. A continuación se colocó ArcelorMittal, con un descenso del 1,19%. Después, únicamente cinco compañías, con pérdidas inferiores al punto porcentual: Red Eléctrica, Mapfre, Acciona, Merlin Properties y Colonial.

En verde, CaixaBank fue el mejor, con una subida del 2,49%. Ence y Mediaset se anotaron también alrededor de un 2,4%. Siemens Gamesa y Viscofán también se apuntaron más de dos puntos porcentuales.

Entre los grandes, Inditex fue el mejor, con una subida del 1,74%. Santander y BBVA se apuntaron un 1,21% y 1,13%, respectivamente. Iberdrola y Telefónica ganaron un 0,75% y un 0,57%, respectivamente. Repsol, por su parte, avanzó un 0,17%.

Los ascensos del resto de Europa han sido parecidos a los registrados por el Ibex-35. El mejor de todos los índices fue el Ftse Mib de Milán, que sumó un 1,21%, mientras que el Cac 40 francés sumó un 1,06% y el Dax alemán, un 0,99%.

Un poco atrás se quedó el Ftse 100 de Londres, que sumó un 0,82%, después de una jornada intensa en la publicación de referencias macroeconómicas. La economía británica creció un 1,3% en el cuarto trimestre de 2018 en tasa interanual, una décima menos de lo esperado y dos décimas menos que en el trimestre anterior. Las exportaciones crecieron menos de lo previsto, pero las importaciones avanzaron más de lo anticipado. El Gobierno ha comenzado a publicar el PIB mensual. El de diciembre se ha publicado hoy y ha revelado una contracción del 0,4% en comparación con el mes anterior, frente a la estabilidad que habían previsto los analistas. Además, la producción industrial cayó un 0,9% en diciembre en tasa interanual, cuando se esperaba una contracción del 0,5%.

Aunque el peor del Viejo Continente fue el PSI-20 de Lisboa, que terminó el día prácticamente plano.

En Estados Unidos, los índices mostraban una mayor debilidad que en el Viejo Continente. Así, el Dow Jones, al cierre de la sesión europea cedía un 0,15%, mientras que el S&P 500 se anotaba alrededor de un 0,10% y el Nasdaq, un 0,20%. Debilidad e incertidumbre en la Bolsa de Nueva York para comenzar una semana que puede ser clave para el comercio mundial. Quedan poco más de dos semanas antes de que venza el plazo para que China y Estados Unidos lleguen a un acuerdo que evite la entrada en vigor de nuevos y severos aranceles. Este lunes se han reanudado las conversaciones técnicas que precederán a las que el jueves y el viernes se desarrollarán en Pekín al más alto nivel (el representante comercial y el secretario del Tesoro, por parte de Estados Unidos; y el vice primer ministro y el gobernador del banco central por parte china).

La semana también puede ser tensa en Estados Unidos, puesto que podría acabar con un nuevo cierre de la Administración, ante el choque que no se resuelve entre el Congreso y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Leve salida de dinero de los bonos

Además de subidas en las Bolsas, también veíamos algo de salida de dinero del mercado de bonos, lo que también es un síntoma de mayor optimismo en los mercados. Así, la rentabilidad del bono americano a diez años subía desde el 2,63% hasta el 3,65%. Mientras, el interés del bono alemán al mismo plazo pasaba del 0,08% hasta el 0,11%.

El único que se movía al revés era el título italiano, cuyo rendimiento bajaba desde el 2,95% hasta el 2,88%. Ello después de las elecciones regionales en los Abruzos, que mostraron que la coalición de derechas liderada por la Liga de Salvini ha alcanzado el 49%, mientras que el apoyo al Movimiento Cinco Estrellas ha quedado reducido a la mitad desde las elecciones de marzo del año pasado: del 39,8% hasta el 19%.

En el mercado de divisas, el euro perdía posiciones: la moneda comunitaria, al cierre de la sesión, perdía alrededor de un 0,4%, hasta el nivel de 1,1280 unidades, su nivel más bajo desde el pasado noviembre.

En el mercado de materias primas, caída para el petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía un 1,56%, hasta los 61,13 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, retrocedía un 2,33%, hasta los 51,49 dólares. Esta evolución del crudo recogía el temor a que no haya una buena conclusión para la guerra comercial. No insufla un gran optimismo que no haya planes de que Donald Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, vayan a reunirse antes del 1 de marzo.

El precio del oro, mientras, se dejaba un 0,42%, hasta los 1.308 dólares la onza.