Izertis saldrá a Bolsa en noviembre con «un número reducido de acciones»

Pablo Martín, en el centro, conversa con Antonio López y Elías Rodríguez, de Renta4. / JUAN CARLOS TUERO
Pablo Martín, en el centro, conversa con Antonio López y Elías Rodríguez, de Renta4. / JUAN CARLOS TUERO

La consultora tecnológica, que inició su 'road show' antes de su salto al parqué, será la segunda empresa asturiana tras ASLA en cotizar en el MAB

Cristina Tuero
CRISTINA TUEROGijón

Escuchar al presidente de una empresa que ultima su salida al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) contar a casi un centenar de potenciales inversores cómo un equipo de Izertis corría delante de un elefante en un safari en Zambia puede chocar. Pero si el contexto es el conocimiento de una cultura, unas costumbres y unas necesidades que permitan desarrollar un proyecto para impulsar el emprendimiento de la mujer en África con tecnología, todo cobra sentido. Pablo Martín se encargó ayer de explicar el potencial de Izertis de una manera práctica. Explicando con hechos el por qué del crecimiento de una empresa, que en octubre cumplirá 23 años, y que pasó de una «pequeña oficina al lado del puerto deportivo» a superar los 700 trabajadores, tener sedes en seis países y repartir más de 500 clientes en medio centenar de países. Ello le permite prever un nivel de facturación de 100 millones en dos años (este ejercicio cerrará con 60) para poder situarse a medio plazo entre las 25 principales consultoras tecnológicas del país.

Izertis ultima, con la ayuda de Renta4, el expediente para dar su salto al parqué en la segunda quincena de noviembre. Será la segunda empresa asturiana junto a ASLA (Asturiana de Laminados) que cotice en el MAB. «La operación inicial de salida a Bolsa no va a ser muy grande. El número de acciones cotizadas será reducido porque habrá nuevos hitos», explicó Martín, que aseguró que él se mantendrá como principal accionista con más del 70% (ahora posee el 77% y el resto lo tienen, en su mayor parte, directivos de Izertis). «Los fondos nos permitirán seguir creciendo» porque esta es una compañía «para apostar en el medio y largo plazo, no para especular en el corto», añadió.

En su presentación ante gente de una miscelánea de sectores (desde notarios, a empresarios, pasando por representantes del sector sanitario, textil, e, incluso, del político), Pablo Martín explicó y puso 'nombres' a las diferentes áreas de negocio de Izertis como los Data Centers de ArcelorMittal en el sur de Europa; la ciberseguridad de las centrales nucleares de Ascó y Vandellós; los pagos en la nube de Oney; simuladores de ascensores para ThyssenKrupp, la plataforma de blockchain para la Diputación de Vizcaya, única de su tipo en producción, o el proceso de transformación digital del Puerto de Gijón.

También hubo cifras variadas: un crecimiento de media anual del 23% entre 1997 y 2018; 19 empresas adquiridas en su trayectoria (seis de ellas este año y cinco en 2018); o los 12 millones de fondos propios con los que cuenta Izertis.

Consejo de administración

Uno de los primeros pasos de Izertis en su camino al MAB ha sido la constitución de un consejo de administración de siete personas: el propio Pablo Martín, Javier Cañete (Telecable), Diego Cabezudo (Gigas), Arturo Díaz (abogado) y Lourdes Argüelles, Sheila Méndez y Manuel Rodríguez, directivos de Izertis. Javier Cañete, presente en el acto, resaltó el potencial de Izertis para convertirse en un «referente nacional e internacional» de las consultoras tecnológicas. También la puso como ejemplo para otras empresas de la región «para que pierdan el miedo a lo desconocido. En Asturias falta una visión más amplia del mercado global».