La merluza eleva el precio de la cesta navideña

La merluza es siete euros más cara que hace un año a quince días de Nochebuena. / FOTOGRAFÍAS: JORGE PETEIRO
La merluza es siete euros más cara que hace un año a quince días de Nochebuena. / FOTOGRAFÍAS: JORGE PETEIRO

También el besugo, el virrey y el pixín comenzaron la escalada de precios a quince días de Nochebuena

LAURA CASTRO GIJÓN.

Subirá, todo subirá y lo hará pronto. Los pescaderos y carniceros no paran de repetírselo a los clientes que se acercan a sus puestos en estos días cercanos a las fiestas navideñas. Les animan a comprar con antelación para evitar la escalada de precios que ya aguarda a la vuelta de la esquina, pero la mayoría rehusa ser previsora. De hecho, solo el 33% -según un estudio de la consultora Deloitte- aprovecha la primera quincena de diciembre para adelantar las compras. Están acostumbrados ya a rascarse el bolsillo con la llegada de diciembre para disfrutar de la Navidad y es difícil romper esa costumbre. Todo apunta, además, a que este año lo rascarán un poco más que en el anterior, cuando la intención de comprar en alimentación ya era un 3,2% superior a la 2016, y la media española gastó unos 195 euros.

En cuanto al precio de los productos que integran la cesta navideña, el primero de los pescados en cumplir la tradicional subida de precios ha sido la merluza, que en comparación con los que registraba el año pasado se sitúa ya hasta siete euros por encima hasta superar los 14 euros el kilo en el mercado. La escasez de capturas disparó también los precios ya del virrey, besugo y pixín, los conocidos como pescados 'finos', que alcanzan los 40 euros. Sin embargo, como sucede con la compra habitual de cada semana, encontrar el mejor precio es cuestión de dar muchas vueltas por el mercado y por las grandes y medianas superficies, pues en algunos establecimientos se puede encontrar aún el besugo a 13,90 y el pixín a 8,90 euros.

Si hablamos de encarecimiento de precios, nadie se sorprende al ver las etiquetas de los percebes, en torno a 89 euros, bugre, en 40, y zamburiñas en 29 euros kilo. Las quisquillas, muy escasas el año pasado, también serán un manjar en este con precios que oscilan entre los 50 y los 90 euros el kilo. En cambio, es buen momento para hacerse con el protagonista de la mayoría de las mesas navideñas: los langostinos. Su precio está hasta tres euros por debajo de lo que marcaba justo hace un año. Ahora, el kilo va desde los 8,45 euros hasta los 17,90, en función de tamaño y origen de procedencia. Se encarece más al pasar a la especie tigre, que está ya a 52 euros kilo en el mercado, unos trece euros más de lo que costaban hace un año. No obstante, «la estrella» de los mariscos este año serán los carabineros, según indicaron algunos pescaderos del Mercado del Sur, en Gijón. Su precio supera ya los 59 euros kilo, pero su sabor y su calidad es, dicen, «excepcional».

Un respiro con la carne

La carne, dicen quienes la trabajan, ha experimentado una menor subida respecto al año pasado y aseguran que, incluso, podría no incrementarse mucho más a medida que se acerquen las fechas más señaladas, a diferencia de lo que sucede con el pescado y los mariscos. El solomillo y el entrecot siguen siendo los cortes más demandados, aunque lo que más triunfa, como cada año, es el cordero lechal que en el mercado se acerca a los 17 euros kilo.

A excepción del pavo, todas las carnes han experimentado descensos en la media nacional, según el último informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Todo lo contrario a lo que sucede con los pescados, pues todos han experimentado un incremento de precios salvo la lubina. El encarecimiento de los productos, dice la OCU, supera en la mayoría de casos el 10%, mientras que los descensos se mueven alrededor del -1% y -3%.

Podría parecer que las carnes, por tanto, dan un respiro a la cesta navideña este año y compensan los elevados precios del pescado. Sin embargo, haciendo un balance más amplio, explica la OCU, todas las especies, salvo las aves, son más caras que en 2015, cuando la crisis todavía hacía mucha mella en los bolsillos españoles. Desde entonces, el cordero lechal ha subido un 20,4% y el jamón ibérico al corte un 31,9%. Las cifras se disparan con los pescados, pues el besugo se ha encarecido en estas tres navidades un 55%, la merluza un 51,6% y los percebes un 107,9%.

 

Fotos

Vídeos