Los perfiles profesionales y la competitividad, los retos

Ó. P.GIJÓN.

Las perspectivas del sector del metal, sin embargo, no son tan halagüeñas como podrían demostrar estas cifras. Varios son los problemas que afronta el sector y que, de no ser atajados, podrían suponer un problema estructural de cara al futuro más cercano. Uno de ellos es el de la búsqueda de perfiles profesionales adecuados. Aunque parezca una paradoja, sobre todo teniendo en cuenta que la tasa de paro se sitúa en Asturias en el 15%, hay ciertos oficios que no encuentran candidatos adecuados dentro de la región.

A raíz de esta situación, desde Femetal se han intensificado los esfuerzos en visibilizar los perfiles más demandados por el sector. Sobre todo a estudiantes y a personas que estén interesados en formarse para incorporarse al mercado laboral. Algunos de los empleos más demandados son: diseñador de tuberías, técnico en energía solar, pulverizador chorreador, técnico en energía solar fotovoltaica, carpinteros metálicos, torneros y fresadores.

Otro de los asuntos que aparecerá reflejado en la asamblea del próximo viernes será el de la competitividad internacional. No es ningún secreto que varios productores internacionales están ofreciendo productos metalúrgicos más baratos por el hecho de que sus costes fijos son más asequibles que en Asturias. La ausencia de impuestos medioambientales o el bajo coste de la energía lo explican.