Los precios se desploman en Asturias por las rebajas y la caída de los artículos del hogar

Los precios se desploman en Asturias por las rebajas y la caída de los artículos del hogar

El IPC baja un 0,7% en la región en julio respecto al mes anterior, aunque sube un 0,3% en términos interanuales, menos que en el conjunto del país

PALOMA LAMADRIDGIJÓN.

La campaña de rebajas de verano favoreció la bajada de los precios en Asturias en julio. En concreto, el descenso del Índice del Precio al Consumo (IPC) fue del 0,7% respecto a junio gracias al tirón de los descuentos ofrecidos por los comercios en ropa y calzado, que ascendió al 13,4%. También menguaron los importes de los muebles y artículos del hogar (-0,8%), los alimentos y las bebidas no alcohólicas (-0,3) y los servicios sanitarios (-0,1%), según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadístico (INE). Los precios del resto de productos y servicios analizados subieron en la región, encabezados por aquellos incluidos en el epígrafe de ocio y cultura (1,9%).

En el conjunto del país, la tasa de variación mensual del IPC fue una décima menos que en Asturias (0,6%), a lo que se suma que, en la comparativa anual, los precios aumentaron un 0,5%, sobre todo por la evolución de la fruta y los carburantes. Mientras que los asturianos tuvieron que hacer frente a una subida del 0,3%. Respecto a julio del ejercicio anterior, los descensos se produjeron en los apartados de enseñanza (-2,1%), de vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (-2%) y de ocio y cultura (-1,1%). Por contra, subieron el resto de indicadores, sobre todo los precios de restaurantes y hoteles (1,2%), así como el transporte, la alimentación y bebidas sin y con alcohol, el tabaco y el vestido y el calzado, que experimentaron un ascenso de un punto. En menor medida, en Asturias también crecieron los precios de los muebles y artículos del hogar (0,2%) y los servicios sanitarios y las comunicaciones, un 0,1% en ambos casos.

Subida salarial

El hecho de que el IPC solo aumentara un 0,3% en Asturias -se evidencia un descenso de la inflación en los últimos meses-, unido a que la subida salarial media pactada en los convenios colectivos fue del 2,3%, da como resultado un mayor poder adquisitivo para los ciudadanos. Este incremento salarial está en línea con las directrices de los acuerdos de negociación colectiva, que planteaban incrementos en torno al 2% para 2.936 convenios conformados por 8,26 millones de personas en España, más un punto ligado a la productividad o los resultados empresariales. Así que esta subida en el poder adquisitivo se debe, sobre todo, a las bajas cifras de inflación que se están registrando desde que comenzó el año.

Y eso que el IPC de enero fue del 1%, que se fue elevando al 1,1% en febrero, 1,3% en marzo y 1,5% en abril por el empuje de Semana Santa. La caída vino en mayo, cuando la tasa bajó al 0,8%, siguió en descenso en junio hasta el 0,4% y en julio se recuperó muy levemente al 0,5% debido a la evolución de los precios de alimentos (0,9%) y gasolinas (0,5%), que han bajado menos que en julio de hace un año. Es la segunda tasa del IPC más baja en lo que va de 2019. Por contra, el grupo de vivienda recortó dos décimas su tasa interanual en julio, hasta el -1,7%, por la estabilidad de los precios del gas frente al repunte de 2018, mientras que la tasa de hoteles y restaurantes bajó dos décimas, hasta el 2%, debido a que los precios de los alojamientos subieron menos.