La crisis del diésel lleva a los concesionarios a ofrecer rebajas de hasta el 40% en la Feria

Visitantes al 'stand' de un concesionario de la edición de la Feria de Muestras del año pasado. / J. R. NAVARRO
Visitantes al 'stand' de un concesionario de la edición de la Feria de Muestras del año pasado. / J. R. NAVARRO

El sector confía en que la Fidma compense un semestre negativo con un desplome de las ventas superior al 40%

PALOMA LAMADRIDGIJÓN.

La Feria Internacional de Muestras de Asturias (Fidma) es tradicionalmente un revulsivo para los concesionarios de la región. En ese gran escaparate que cada año visitan más de 700.000 personas, se ofrecen suculentos descuentos, de hasta el 40%, que animan a los compradores. Una cita -la edición de este año comienza el próximo 3 de agosto- que el sector espera, en esta ocasión, con más ganas si cabe, puesto que las cifras de ventas del primer semestre del año estuvieron lejos de cumplir sus expectativas. «Nada positivo», resume el vicepresidente de la Asociación del Automóvil del Principado de Asturias (Aspa), Jesús Fernández-Jardón.

Así lo certifican los datos recogidos por las patronales de los concesionarios (Faconauto), los fabricantes (Anfac) y los vendedores (Ganvam). En concreto, las ventas de turismos y todoterrenos en Asturias cayeron un 6,5% en los seis primeros meses de 2019 en comparación con el mismo periodo del año anterior, lo que se materializó en la matriculación de 8.913 vehículos (5.476 destinados a particulares, 2.841 a empresas y los 596 restantes a servicios de alquiler).

A la celebración de la Fidma se suman la campaña de descuento emprendidas por la necesidad de deshacerse de buena parte del stock antes del 1 de septiembre, fecha en que entrará en vigor la segunda fase de la nueva regulación europea que cambia el sistema de medición de los consumos y emisiones, la llamada WLTP, y las ofertas para intentar superar la crisis del diésel. De hecho, las ventas de turismos que utilizan este tipo de motor de combustión se desplomaron un 40,7% en Asturias.

Una tendencia en la que, a juicio de Jardón, han influido de forma decisiva las declaraciones realizadas por «distintas autoridades poniendo en entredicho los motores de combustión, lo que ha generado una gran incertidumbre que, a su vez, ha provocado una bajada de ventas en Asturias y España». Una enorme polémica suscitaron las palabras de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, el año pasado cuando aseguró que «el diésel tiene los días contados». Tampoco han ayudado los plazos establecidos por el Gobierno central en el borrador de la Ley de Cambio Climática y Transición Energética, que fijaba 2040 como la frontera a partir de la cual quedaría prohibida la venta de vehículos alimentados por combustibles fósiles, aunque posteriormente suavizó esta restricción.

Estos mensajes provocan inquietud entre la población, que se lo piensa dos veces antes de cambiar su vehículo por miedo a que pronto quede obsoleto ante las exigencias medioambientales, apunta el vicepresidente de Aspa. No obstante, los coches con motores de combustión «seguirán siendo los más vendidos durante unos cuantos años más», puesto que, además, para determinados son los más idóneos, «como el diésel para quienes recorren muchos kilómetros».

Los límites de los eléctricos

Los eléctricos siguen sin despegar, ya que las infraestructuras actuales los limitan a cubrir distancias cortas. «Aunque irán creciendo, no llegan al 1% de las ventas actuales», apunta Jardón. Así las cosas, espera la llegada de la Feria de Muestras «con mucha ilusión y optimismo», puesto que es previsible «que siga una línea similar a la del año pasado». Aunque los concesionarios aún están cerrando los descuentos con las marcas, es seguro que habrá una amplia oferta de vehículos de kilómetro cero y matriculados. Lo confirma Alberto Martínez, gerente de Triocar, quien destaca que la Fidma es «el evento más importante para el sector del automóvil y donde se pueden conseguir los mejores descuentos», de hasta el 40%.

En los diecisiete días que dura el certamen, las ventas son equivalentes a las acumuladas en «casi dos meses» en Triocar, concesionario oficial de BMW. Según Martínez, se notó cierta mejoría en junio, aunque el impulso mayor se producirá en la segunda parte del año, sobre todo en los meses de verano. También considera que será positivo parea animar las ventas la entrada en vigor de la segunda fase del protocolo de emisiones «porque todavía quedan coches que se tienen que matricular antes del 1 de septiembre», que contarán con rebajas atractivas. «Tan buenas como el año pasado», añade el gerente de Triocar.