Toyota Tecnología Híbrida

Toyota Tecnología Híbrida

Toyota fue el primer fabricante en utilizar la tecnología híbrida, y hoy en día prácticamente toda su oferta de producto dispone de un motor híbrido

Juan Carlos Grande
JUAN CARLOS GRANDEGijón

Si hay un referente en lo que a vehículos híbridos se refiere, ese es el fabricante japonés Toyota, que fue el pionero en esta tecnología que, todo apunta, a que será la predominante en el futuro.

Un vehículo híbrido es aquel que dispone de dos o más sistema de almacenamiento de energía, siendo ambos capaces de propulsar el vehículo, bien junto o de forma independiente. Para ello va equipados con un motor térmico y otro eléctrico, un inversor, una transmisión y una batería de alto voltaje.

Todos los híbridos Toyota incluyen en el salpicadero una serie de indicadores que sirven para optimizar el rendimiento de la conducción. Por ejemplo, nos informan del flujo de energía en cada momento. Hay una zona donde el vehículo se va recargando con su propia inercia, sobre todo en los descensos y frenadas. Esta energía se acumula en la batería para después ser empleada. También hay una zona ECO, que es donde es preferible conducir el máximo tiempo posible. Este zona se usa en el Modo EV, y consta de una parte con propulsión eléctrica pura y otra con propulsión mixta.

En el modo EV toda la energía contenida en la batería proviene del motor eléctrico. No es gratis. Circulando en el modo EV se puede circular hasta el final de la zona ECO, marcada en el indicador, con propulsión 100% eléctrica. Durante un máximo de 2 kilómetros y a una velocidad inferior a 50 km/h.

Hay una técnica de conducción para alargar el uso de la energía almacenada, y consiste en lanzar el vehículo y planear aprovechando el inicio de la marcha. Si el tráfico lo permite, hay que arrancar en 15 y 30 km/h. en modo eléctrico, lanzar el vehículo hasta la velocidad deseada y soltar el acelerador volviendo a mantener la velocidad en la zona ECO 1: modo «a vela», con una velocidad máxima de 75 km/h., si es posible. Una vez alcanzada la zona Power, que proporciona la máxima asistencia eléctrica, hay que volver a la zona ECO 2 tras alcanzar la velocidad deseada. Es importante mantener una velocidad constante que implique movernos en la primera mitad de la zona ECO 2, esto implica la máxima eficiencia, y se consigue aproximadamente entre las 1.200 y las 2.100 revoluciones.

En las deceleraciones hay que anticiparse. Si soltamos el acelerador estamos regenerando energía, y al bajar de 75 km/h. el motor de combustión se detiene.

Hoy en día la práctica totalidad de la oferta Toyota se puede conseguir con un motor híbrido: Yaris, Auris, C-HR, Prius y RAV 4 disponen de propulsores híbridos.

Cómo se conduce un coche híbrido

La técnica de conducción es similar a la de un vehículo automático tradicional. Unicamente es recomendable colocar la palanca de cambios en la posición N, y cambiar a la posición B (Brake) en los descensos prolongados donde se utiliza el freno motor y se recarga la batería. En un híbrido Toyota existen seis modos diferentes de conducción. En el modoe ECO se modera la respuesta del pedal de acelerador para promover una conducción ecológica. En el modo EV solo se utiliza el motor eléctrico, y en el modo PWR se optimiza la aceleración al aumentar la fuerza motriz cuando se comienza a presionar el pedal del acelerador

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos