La patronal advierte de que el 'Brexit' generará un competidor siderúrgico en el seno de Europa

Belarmino Feito y María Ángeles Sáez, durante la jornada del 'Brexit' celebrada en el recinto ferial Luis Adaro. / CAROLINA SANTOS
Belarmino Feito y María Ángeles Sáez, durante la jornada del 'Brexit' celebrada en el recinto ferial Luis Adaro. / CAROLINA SANTOS

Feito alerta de que Reino Unido podría convertirse en un productor de acero barato como «Turquía o los países asiáticos» si relaja su política ambiental

ÓSCAR PANDIELLOGIJÓN.

La salida del Reino Unido de la Unión Europea es un problema directo para un centenar de empresas asturianas que, con mayor o menor frecuencia, mantienen una relación comercial con el archipiélago ya sea como importadoras, exportadoras o con la presencia de una delegación de trabajadores en las islas. La posibilidad cada vez mayor de un 'Brexit' duro, por tanto, ha puesto en estado de alerta a todo el tejido empresarial de la región, que ya evalúa los posibles daños colaterales de un conflicto político que, a día de hoy, todavía es muy difícil de cuantificar.

Precisamente para preparar a las empresas y para evaluar sus planes de contingencia, ayer se celebró en el recinto ferial Luis Adaro, de la mano de la Cámara de Comercio de Gijón, la jornada 'La empresa asturiana ante el Brexit'. En ella, responsables del Ministerio de Comercio, del ICEX y de Asturex repasaron los consejos y las perspectivas de futuro ante la salida del Reino Unido. También asistió el líder de la patronal asturiana, Belarmino Feito, quien alertó de que el archipiélago podría desmarcarse de los Acuerdos de París y convertirse en un competidor siderúrgico «en el corazón de Europa» no sujeto a restricciones medioambientales.

En este sentido, el presidente de Fade afirmó que el Reino Unido tiene una siderúrgica «quebrada» con más de 20.000 empleos directos en el aire, y tras su salida de la Unión Europea puede adoptar la solución que más le interese. También recordó que a día de hoy Europa está sufriendo las consecuencias de la importación de acero de países no sujetos a restricciones medioambientales y tras un 'Brexit' duro el Reino Unido podría convertirse también en una «amenaza» para la siderurgia europea.

A la hora de valorar el impacto de la salida en la economía asturiana, Feito precisó que en 2018 las exportaciones de empresas asturianas al Reino Unido alcanzaron los 300 millones de euros y, en el primer semestre de 2019, los 134,5 millones, un 12,7% menos que en el mismo periodo de 2018. Algo que se explica con el adelanto de pedidos de operadores británicos ante la perspectiva de una salida brusca. También propuso el líder de la patronal la elaboración de un «marco de acogida» en el Principado enfocado a atraer a aquellas empresas que decidan salir de Reino Unido por los problemas derivados del 'Brexit'.

El 'Brexit' como oportunidad

María Ángeles Sáez, asesora del Gabinete de la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Hacienda, también participó en la jornada para instar a las empresas presentes a «no perder el ánimo pese a la probable pérdida de competitividad» ya que los clientes británicos seguirán necesitando bienes de importación «y seguramente habrá empresas que vean el 'Brexit' como una oportunidad para implantarse allá donde algunas empresas desistan».

La directora general de Asturex, Teresa Vigón, animó a los empresarios a realizar el test de autoanálisis ofrecido por la entidad para que cada compañía conozca su grado de afectación por el 'Brexit' y Miguel Argüello, finalmente, realizó un repaso por las formalidades aduaneras y nuevos controles por los que tendrán que pasar las empresas.