La pensión de viudedad de más de 25.000 asturianos subirá 33 euros a partir de este mes

Un grupo de pensionistas en una residencia./Archivo
Un grupo de pensionistas en una residencia. / Archivo

El aumento de hasta el 60% de la base reguladora de esta prestación beneficiará a más de 414.000 personas, la mayoría mujeres

LUCÍA PALACIOS / AGENCIAS

Llega con siete años de retraso, pero por fin la base reguladora para calcular la pensión de las viudas se elevará hasta el 60%, una medida que se incluía en una ley de 2011 y que por fin aprobó el Gobierno en su último Consejo de Ministros del año. Aunque no se beneficiará el colectivo al completo, formado por 2,36 millones de personas -en su inmensa mayoría mujeres-, sino solo aquellas que cumplan una serie de requisitos. Esto se traduce en que un total de 414.050, dos de cada diez (un 17,5%), verán incrementada su nómina de enero en 33,17 euros, lo que supone una subida de 464 euros al año. De esta forma, su prestación media se elevará de 814,54 euros mensuales a los 847,71 euros, lo que supone un alza del 4,07%. De todos los beneficiados por esta medida, 25.102 residen en Asturias.

Esta subida se suma al incremento de casi el 8% que ya tuvieron en agosto, cuando la base reguladora aumentó del 52% al 56%. Es decir, en apenas seis meses han visto incrementada su prestación casi un 12%, lo que se suma además a la revalorización anual, en 2019 del 1,6%.

Para poder beneficiarse de esta fuerte subida es necesario que se cumplan una serie de requisitos: tener 65 años o más, no percibir salarios por trabajo ni otra pensión pública y no contar con ingresos por encima de los 7.569 euros, que es el límite de rentas fijado para tener derecho a percibir complemento a mínimos. En realidad, estas condiciones no solo las cumplen esas 414.000 mujeres, sino otras 445.639, que no lo percibirán en su próximo ingreso bancario puesto que reciben ya complementos a mínimos. Esto significa que el Estado complementa adicionalmente su pensión hasta el mínimo fijado anualmente en los Presupuestos, por lo que en estos casos ese complemento que reciben se les ha reducido en la misma proporción en que ha aumentado el importe de su prestación, que ascenderá a 677 euros para las mayores de 65 años.

El coste real de esta medida, incluyendo la compensación parcial de 12,9 millones de euros que aporta el Estado en concepto de complementos a mínimos, es de 28,5 millones de euros mensuales que ya están incluidos en la nómina de las pensiones de enero. Representa un gasto total de 339 millones para el conjunto de 2019.