El plan para el tren de carril de Gijón permitirá casi duplicar su producción

Arcelor traerá a Asturias expertos técnicos de Polonia y Stilton, en Estados Unidos, para asesorar en la mejora de la instalación

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

El preacuerdo alcanzado anteayer entre los sindicatos y la dirección de ArcelorMittal para garantizar la viabilidad del tren de carril de la factoría de Gijón permitirá elevar su producción desde las 200.000 toneladas de 2017 hasta las 380.000, es decir, un 47,3% más. Esa es, al menos, la aspiración de la compañía. Los sindicatos se muestran más escépticos y apelan a las pruebas de productos que habrá que pasar para llegar a ese objetivo. En cualquier caso, los pasos dados ahora se encaminan hacia ese reto. Porque, una vez que los afiliados de CC OO, UGT y USO aprueben en sus respectivas asambleas el citado pacto, se pondrán en marcha las medidas técnicas y sociales en él incluidas y que mejorarán el rendimiento la planta.

En el aspecto técnico, el preacuerdo recoge el compromiso de la empresa a adoptar las medidas a su alcance para la mejora de los ratios de producción, fiabilidad y calidad final del producto. Para ello, no solo utilizará los recursos propios, sino que se contará con el apoyo de expertos procedentes de Polonia y Stilton (Estados Unidos), según fuentes de la compañía. «Forma parte de la metodología del grupo en el afán de mejora continua: aprender de las mejores instalaciones e intercambiar conocimientos», explicaron.

La dirección de ArcelorMittal venía reclamando en las últimas semanas acciones de mejora para encontrar las soluciones técnicas y organizativas que pudieran propiciar un vuelco a la situación de la planta, que acumula dos años con unas pérdidas de un millón de euros al mes y emplea a 260 trabajadores. Así, tras una larga negociación, anteayer se acordó un plan que, entre otras cuestiones, consiste en una reorganización de los turnos de trabajo para hacerlos más eficientes. Se trata de adoptar el régimen de cinco equipos, de los cuales tres estarían trabajando y dos de descanso, de tal forma que se cubrirían los tres turnos de mañana, tarde y noche durante los 365 días del año. Hasta ahora, el régimen empleado en esta instalación es de cuatro equipos (tres trabajando y uno de descanso), con lo que se da la circunstancia de quedan días, especialmente los fines de semana, sin cubrir.

Este régimen del '3t5' se implantará en la zona de laminación, así como en departamento de guías y ampuesas, una vez finalice el periodo vacacional y con una durabilidad mínima de un año, sin descartar la implantación definitiva de dicho régimen de turnos.

Esta instalación estuvo sometida los dos últimos años a reformas que supusieron inversiones por 28 millones para mejorar su producción. Ahora es capaz de hacer vías de tren de una mayor longitud, calidad y dureza. En concreto, las instalaciones de Gijón tienen capacidad para fabricar raíles de hasta 108 metros de longitud frente al anterior tope de 90 metros.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos