Schinas apuesta por «federalizar» el control de fronteras comunitarias

Fernando Lastra, Marcelino Gutiérrez y Margaritis Schinas, antes del encuentro. / DAMIÁN ARIENZA
Fernando Lastra, Marcelino Gutiérrez y Margaritis Schinas, antes del encuentro. / DAMIÁN ARIENZA

Anuncia la creación de un cuerpo de guardacostas con 10.000 efectivos para que «no solo España, Italia o Chipre» carguen con la responsabilidad

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

Más allá de los logros o las dificultades del pasado, el eje principal de la intervención de Schinas ayer en Asturias versó sobre el futuro. Un futuro con muchas decisiones que aún están por tomar y con numerosos retos marcados como prioritarios. La migración y el control de las fronteras comunitarias es uno de ellos. Muestra de ellos son los cientos de muertos que ya acumula el Mediterráneo, la poca capacidad de reacción que han demostrado los países receptores y, junto a ello, el creciente clima de crispación y rechazo al migrante que ya es palpable en varias regiones europeas.

Para tratar de poner coto a esta situación, Schinas anunció ayer la intención de la Comisión Europea para crear un servicio comunitario de guardacostas dotado de 10.000 efectivos. La intención, «federalizar» el control de las fronteras en el Mediterráneo para que «no solo España, Italia o Chipre» tengan que hacer frente a un problema que se entiende como común. «Todo ello, además, trabajando en los países de origen para que los jóvenes africanos quieran quedarse allí. Hay que dejar de construir palacios presidenciales y aeropuertos y considerar otro tipo de inversiones», afirmó.

En materia económica, los pasos a seguir tienen que enfocarse, según el representante europeo, en afianzar las bases de cada economía y así crear un proyecto a largo plazo. O dicho con una definición más gráfica, «se acabó el tiempo de trabajar como bomberos. Es hora de que lleguen los arquitectos». Las líneas maestras, asimismo, tienen que ir desde la unión bancaria o la garantía de los depósitos bancarios hasta la ejecución y planificación conjunta de los presupuestos de cada país miembro.

Sobre el nuevo marco financiero que regirá las inversiones del periodo 2021-2027, Schinas espera que tanto los organismos locales como los nacionales se sienten a negociar ahora, mientras se confecciona la estrategia, y no durante el periodo de vigencia del plan.

Respecto al papel de Europa en el mundo, el representante de la Comisión es claro: «La relevancia hay que completarla con más política exterior, más seguridad y más defensa». Unas palabras que vienen a respaldar los últimos movimientos de los líderes europeos a favor de un ejército común. «Será un tema en el que nos veremos obligados a hacer más en el futuro», reconoció. En este sentido, Schinas se mostró orgulloso de que Europa sea considerada por otros agentes internacionales como el «ancla de seguridad» ante la incertidumbre política que ha marcado la agenda global en los últimos tiempos. «Y esto hay que asegurarlo ante los que no le interesan ver éxito en Europa», afirmó.

Otro de los asuntos en los que las instituciones tendrán que trabajar intensamente es en el desapego y desconocimiento que existe entre la ciudadanía por el proyecto europeo. «Tenemos que explicarnos mejor», concedió. El 'Brexit' o el auge de los partidos antieuropeos son muestra de ello. Por tanto, Schinas pide que la ciudadanía deje de asimilar la UE solo con Bruselas y que el número de comunicadores sea el máximo posible.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos