Teresa Mallada: «La transición energética de Sánchez condena a muerte a Hunosa»

Teresa Mallada./EFE
Teresa Mallada. / EFE

La candidata popular a la Presidencia del Principado asegura que la política energética del Gobierno «supone el cierre de nuestra región»

EUROPA PRES

La candidata del PP al Principado, Teresa Mallada, ha asegurado este sábado que el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética tramitado por el Gobierno de Pedro Sánchez supone en la práctica «firmar el certificado de defunción» de la empresa pública Hunosa, «clave para las comarcas mineras». La candidata realizó estas declaraciones minutos antes de participar en una mesa redonda sobre 'Mujer y Energía' en el Museo de la Siderurgia y la Energía de Castilla y León, según ha indicado el partido en nota de prensa.

Mallada ha explicado que la disposición adicional segunda del anteproyecto del Gobierno obliga a la desinversión, por parte de la Administración, en productos energéticos de origen fósil. Así, ha añadido, el documento recoge que en el plazo de dos años desde la entrada en vigor de esta ley, el Ministerio de Economía y Empresa y el Ministerio para la Transición Ecológica elaborarán un estudio del estado de situación y una propuesta de calendario para que la Administración General del Estado y los organismos y entidades que conforman el sector público estatal se desprendan de participaciones o instrumentos financieros de empresas o entidades cuya actividad mercantil incluya la extracción, refinado o procesado de productos energéticos de origen fósil. «Esto se traduce en que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, SEPI, accionista único de la empresa pública Hunosa, se tendría que desprender de la totalidad de las acciones que posee en Hunosa y que constituyen la totalidad del accionariado de la empresa», ha subrayado Mallada.

La candidata popular ha recordado que este no es el primer «ataque» al sector industrial asturiano por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez ya que en el borrador del Plan nacional integrado de Energía y Clima remitido a Bruselas «ya contemplaba el cierre de las centrales térmicas asturianas, lo que supone una grave prejuicio para las industrias electrointensivas de la región con sistemas de producción altamente mecanizados».

Estas dos iniciativas marcan, en opinión de Mallada, «la política de descarbonización exprés» de Pedro Sánchez que exige que en el año 2030, el 74% de la generación eléctrica venga de las energías renovables, «lo que pone en riesgo el futuro de empresas como Hunosa, Arcelor o Alcoa». Estas políticas nefastas «suponen el cierre de nuestra región mientras el candidato socialista Adrián Barbón asiste impasible a estos ataques, más preocupado por ser el candidato sanchista al Gobierno del Principado que por la supervivencia de la minería y la industria en Asturias», ha asegurado.