Más de 2.000 transportistas de Asturias denuncian al cártel de fabricantes de camiones

Un camión en la línea de producciónb en la planta que Iveco tiene en Valladolid. / A. MINGUEZA
Un camión en la línea de producciónb en la planta que Iveco tiene en Valladolid. / A. MINGUEZA

De la Roza pronostica que el proceso iniciado para reclamar el sobreprecio pagado a las marcas condenadas puede prolongarse un lustro

PALOMA LAMADRID GIJÓN.

El litigio contra el cártel de los fabricantes de camiones europeos maneja cifras astronómicas. Aunque no hay datos oficiales, se calcula que pueden rondar los 1.200 millones de euros en España. Esta cantidad resulta de multiplicar los cerca de 150.000 camiones que aproximadamente vendieron los condenados por pactar precios -MAN, Daimler-Mercedes, Iveco, Volvo-Renault, DAF y Scania- entre 1997 y 2011 por los 8.000 euros que se pueden conseguir en concepto de indemnización. Otras fuentes elevan notablemente ambas cuantías (llegan a 350.000 camiones y 12.000 euros por cada uno).

De ahí que incluso hayan entrado en la pugna judicial fondos de inversión internacionales para comprar el derecho a reclamar. En Asturias, hay demandas que aglutinan a más de 2.000 camiones, según explicó ayer el presidente de la Asociación de Empresarios del Transporte, Logística, Aparcamientos y Actividades afines de Asturias (Asetra), Ovidio de la Roza. Una cifra que podría elevarse, indicó, porque todavía no ha prescrito la infracción. El caso se inició con la multa récord que impuso la Comisión Europea en 2016 a los seis principales fabricantes de camiones.

A raíz de esta sanción, confirmada en abril de 2017, se han interpuesto demandas en los juzgados de toda Europa, en las que los clientes reclaman indemnizaciones por el sobrecoste pagado. Además, en España se han presentado de forma acelerada porque, debido a la falta de trasposición de una directiva, solo había un año para demandar. Los abogados han solventado este contratiempo mediante la solicitud de interrupciones de la prescripción y ahora, además, se abre una nueva posibilidad. Scania, a diferencia del resto, defendió su inocencia y apeló, por lo que está a la espera del pronunciamiento del Tribunal de Justicia de la UE. Si confirma la condena, se inicia un nuevo plazo y se puede reclamar a Scania lo relativo a cualquier otro fabricante por lo que se denomina solidaridad impropia en el ámbito jurídico.

Las indemnizaciones reconocidas oscilan «entre el 10% y el 17% del valor del vehículo»

De la Roza, que también preside la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), señaló que ya se han producido sentencias favorables a los transportistas, aunque otras, sin ser negativas para sus intereses, ponían en duda aspectos relacionados con la peritación. La previsión es que «el proceso va a ser largo porque habrá recursos por parte de los fabricantes y pueden pasar hasta cinco o seis años todavía hasta que lleguen las sentencias firmes», indicó De la Roza. Según sus cálculos, las indemnizaciones reconocidas a los demandantes oscilan «entre el 10% y el 17% del valor de los vehículos».

Uno de los asuntos clave en este procedimiento es precisamente la fase de peritación. Calcular el sobrecoste es muy complejo porque se trata de modelos de camiones muy diferentes y precisar a cuánto asciende el lucro cesante no es sencillo. En el caso de Asetra, en línea con la organización estatal CETM, han confiado en un despacho de abogados madrileño para reclamar, con la dificultad añadida de que no puede presentarse una demanda conjunta, sino que deben ser individuales.