Los sindicatos rechazan la propuesta de Coca-Cola, pese a las mejoras incluidas

La empresa ofrece mantener el empleo a 80 de los 236 trabajadores de la planta de Fuenlabrada y posibilidad de traslado para el resto

A. M. GIJÓN.

Sin acuerdo. Coca-Cola Iberian Partners presentó ayer una nueva propuesta a los representantes de los trabajadores afectados por el ERE declarado nulo por la Audiencia Nacional -que afectó a 1.190 empleados y conllevó el cierre de cuatro plantas, incluida la de Colloto- en la que se aportan mejoras sustanciales en cuanto a las condiciones de prejubilación y empleo, pero el embotellador único de Coca-Cola en España sigue sin convencer a los sindicatos. «No es suficiente», dicen.

La de ayer era la segunda reunión que el negociador de la compañía, Manuel Pimentel, mantenía con representantes de los sindicatos CC OO, UGT y CSIF después de que se conociera la sentencia que obliga a la readmisión de los 821 trabajadores que finalmente fueron despidos, 64 en el caso de Asturias.

La propuesta presentada ofrece mantener el empleo a 80 de los 236 trabajadores de la planta de Fuenlabrada y posibilidades de traslado para el resto. Los trabajadores en situación de despido podrían acogerse a medidas de salida incentivada, con prejubilación a los 56 años y baja indemnizada de 45 días por año, con un máximo de 42 mensualidades más 10.000 euros lineales. Para los trabajadores mayores de 56 años que se hubieran acogido voluntariamente a las medidas de prejubilación ofrecidas inicialmente, se mejoran las condiciones: el 80% del salario (de 56 a 59 años) y el 90% del salario neto (entre 60 y 64 años).

Respecto a los traslados, los afectados también podrían acogerse a una salida indemnizada (45 días por año trabajado, con un máximo de 42 mensualidades, descontándoseles las ayudas recibidas por el traslado). Se permitiría a los trabajadores trasladados elegir entre mantener su actual salario como condición más beneficiosa, o acogerse a la opción de compra de derechos. Además, contarían con preferencia para acceder a plazas fijas que surjan en su lugar de origen, siempre que cumplan con las condiciones de idoneidad para su desempeño. Por último, los trabajadores con traslado geográfico mayores de 54 años de Alicante, Colloto y Palma de Mallorca podrían optar a sus centros de origen para realizar tareas de carácter comercial, merchandising y reposición.

«Avance importante»

«La empresa ha presentado una propuesta que supone un avance importante de posiciones y un esfuerzo para la compañía, que ofrece algunas mejoras para distintos colectivos del ERE», indicó ayer Manuel Pimentel, negociador del embotellador de Coca-Cola, en declaraciones a Europa Press. El representante del embotellador entiende que se ofrece una importante «mejora de las condiciones» para que los trabajadores que no quieran dejar la compañía puedan seguir en el seno de la empresa.

Sin embargo, CC OO calificó la propuesta de «insuficiente», aunque destacó que «es evidente un cambio de actitud y de contenidos, en materia de actividad y de empleo» de la compañía, así como que se han mejorado las condiciones sociales y se ha garantizado el retorno de colectivos trasladados a sus centros de origen.

Por su parte, CSI-F valoró también de forma «positiva» la voluntad de negociación de la empresa y reiteró que la decisión final quedará supeditada a la voluntad individualizada de los trabajadores, que serán debidamente consultados en este punto de la negociación.

Las partes se han emplazado para una nueva reunión a principios de septiembre para que las organizaciones y los propios trabajadores tengan tiempo de analizar la nueva oferta.