Despedidos de Tragsa denuncian la oferta de empleos «basura» para reemplazarles

Concentración de los trabajadores de Tragsa ante delegación de Gobierno el martes por la noche./
Concentración de los trabajadores de Tragsa ante delegación de Gobierno el martes por la noche.

Los dieciocho veterinarios afectados por el ERE señalan que los nuevos contratos ofrecen peores condiciones laborales y económicas, además de no exigir la experiencia necesaria

EFEOviedo

El colectivo de dieciocho veterinarios de Tragsatec afectados por un expediente de regulación de empleo de Tragsa han denunciado hoy la oferta de veinticinco empleos "basura" convocada por esta empresa pública del Estado para su relevo en la realización de la campaña de saneamiento ganadero de Asturias.

Estos trabajadores han participado en una rueda de prensa tras reunirse en la Junta General con el Grupo Parlamentario de IU, que ha exigido la resolución del contrato que une al Principado con la empresa Tragsa si no admite a los veterinarios despedidos y que la campaña la realice la Sociedad de Servicios del Principado de Asturias (SERPA).

La portavoz del colectivo, Amable Iglesias, ha asegurado que la empresa "incumple" los pliegos de condiciones de esta encomienda en la que están reflejadas nominalmente las personas que han de realizar esta campaña de saneamiento.

Ha subrayado que Tragsa no sólo realiza una oferta de empleo para sustituirlos si no que la amplia a veinticinco trabajadores con la intención de "recuperar el tiempo perdido", ya que la campaña acumula dos semanas de retraso.

Iglesias ha señalado que los nuevos contratos ofrecen peores condiciones laborales y económicas, además de no exigir la experiencia necesaria para llevar a cabo este trabajo en el que, a su juicio, es indispensable conocer las explotaciones ganaderas.

Ha apuntado que entre el riesgo en el retraso del inicio de la campaña están los problemas que puedan ocasionarse ante el desconocimiento del movimiento del ganado en una región como la asturiana donde esta situación es muy frecuente.

«Fraude de ley»

"Son contratos basura y significa un fraude de ley", ha recalcado Iglesias, que ha indicado que el ERE formalizado en la empresa se ha realizado cuando el año pasado no registró pérdidas y ha anunciado medidas legales ante sus despidos y, si es factible, ante la nueva oferta de empleo realizada por Tragsa.

La portavoz del colectivo ha criticado que la oferta pública de empleo se haya realizado antes de que acabase el plazo de veinte días que tienen para denunciar su despido.

Por su parte, el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, ha criticado que el gobierno central en funciones haya aprobado la "expulsión de estos trabajadores incumpliendo de forma alevosa" su situación provisional.

A su juicio, el Gobierno central hace "burla" de una resolución del Parlamento regional en favor de estos trabajadores y "se ensaña con Asturias, sus trabajadores y sus ganaderos, provocando el retraso en la realización de la campaña".