Los 23.000 empleados del metal tendrán una subida del 2% anual

Guillermo Ulacia, presidente de Femetal /Paloma Ucha
Guillermo Ulacia, presidente de Femetal / Paloma Ucha

Los sindicatos y Femetal pactan un convenio de tres años, con una cláusula de revisión conforme al IPC y el mantenimiento de la antigüedad

NOELIA A. ERAUSQUIN GIJÓN.

UGT y CC OO y la patronal Femetal llegaron ayer a un preacuerdo para firmar el nuevo convenio del sector para el periodo 2018-2020, un documento que incluye una subida del 2% anual durante los tres ejercicios, una cláusula de revisión salarial si el IPC sube más de un 6% en ese plazo y el mantenimiento de la antigüedad. No obstante, este convenio, que afectaría a 23.000 trabajadores en la región, no es firme, para ello tendrá que ser refrendado por los afiliados de ambas centrales, y solo entonces los sindicatos procederían a retirar la convocatoria de huelga prevista para doce jornadas de aquí a fin de año, la primera el próximo martes.

Después de varias reuniones en el Servicio Asturiano de Solución de Conflictos (Sasec) y de constatar «avances» en las últimas sesiones, las comisiones negociadoras de UGT-FICA y CC OO de Industria llegaron ayer a un acuerdo con la Federación de Empresarios del Metal y Afines del Principado (Femetal).

El nuevo convenio tendrá una vigencia de tres años y una subida del 2% anual, sin que se incluyan porcentajes variables como pretendía la patronal, pero sin llegar al 3% que reclamaban los sindicatos como recoge el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) firmado en Madrid por las centrales con la CEOE y Cepyme.

Asimismo, el documento incorpora una cláusula de revisión salarial al final de la vigencia del convenio si el IPC sube más de ese 6% previsto para los tres ejercicios. Entonces, el aumento se incorporaría a las tablas salariales de 2021.

Además de renunciar a incorporar aspectos variables en el sueldo, la patronal también ha desistido de su intención de eliminar el concepto de antigüedad, una línea roja por la que los sindicatos advirtieron de que no iban a pasar ya que puede llegar a rondar el 5% de la remuneración anual de los trabajadores.

UGT y CC OO censuran que para alcanzar un acuerdo tuvieran que haber presentado una convocatoria de huelga «muy seria», que los trabajadores estaban dispuestos a cumplir ante «las reivindicaciones inasumibles» de la patronal. Así lo subrayaba José Manuel Cima (CC OO), que como Javier Campa (UGT), era muy crítico con la actitud mantenida por la patronal durante la negociación.

Además, el convenio recoge la creación de una comisión de igualdad, con el objetivo de integrar a la mujer en un sector en el que su presencia es minoritaria, y una mejor regulación del articulado del Fondo Asistencial.

Otro punto que destacan los sindicatos es su apuesta por la formación dual, para que los alumnos reciban el salario mínimo interprofesional vigente en proporción al porcentaje de la jornada laboral que ocupe la práctica profesional. Se trata, en palabras de Campa, de no poner impedimento ninguno para que se desarrolle este aprendizaje y que las compañías puedan tener profesionales formados, pero con la precaución de mantener la vigilancia para que no sean «trabajadores baratos», como llevan denunciando los sindicatos en los últimos meses ante la escasa demanda de estudiantes de esta modalidad hecha por las empresas.

Los sindicatos UGT y CC OO someterán el lunes, a las 18.30 horas, el convenio a a sus afiliados y, de salir adelante, retirarán la convocatoria de huelga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos