El Principado apela a la unidad para evitar el cierre de la planta de Alcoa

Protesta de los trabajadores de Alcoa ante la planta avilesina. /PATRICIA BREGÓN
Protesta de los trabajadores de Alcoa ante la planta avilesina. / PATRICIA BREGÓN

El objetivo debe ser, para Javier Fernández, «sin anticipar alternativas», que Avilés mantenga una fábrica de aluminio

EFE

El presidente del Principado, Javier Fernández, ha apelado hoy a la unidad de las administraciones para evitar el cierre de la planta de Alcoa en Avilés una cuestión que representa «el asunto, sin duda, más urgente».

En respuesta a una pregunta formulada por el portavoz de IU en el Parlamento asturiano, Gaspar Llamazares, Javier Fernández ha considerado que las últimas noticias apuntan a que la multinacional ha comenzado a moverse de su «rigidez» en la decisión de cerrar las factorías de Avilés y A Coruña, si bien ha apelado a la prudencia.

Tras apuntar que el lunes se celebrará un nuevo encuentro con la empresa en la mesa constituida en el Ministerio de Industria, Javier Fernández ha subrayado la necesidad de «mantener la unidad» de las administraciones implicadas y «continuar desplegando iniciativas en todos los ámbitos», incluida la Unión Europea porque los mecanismos para frenar o paliar este tipo de decisiones empresariales «son muy frágiles».

El objetivo debe ser, «sin anticipar alternativas», que Avilés mantenga una fábrica de aluminio.

Previamente, Gaspar Llamazares había expresado su «grave preocupación» ante el anuncio de cierre de Alcoa y por la falta de mecanismos suficientes, tanto industriales como socioeconómicos, para hacer frente a las deslocalizaciones empresariales.

Tras admitir que «se ha abierto una vía» hacia una posible solución gracias a la gran presión social tanto en Asturias como en Galicia y a la negociación política, Llamazares ha insistido en la necesidad de profundizar en la interlocución con la empresa de forma previa al ERE para evitar «hechos consumados».

Noticias relacionadas

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos