Gobierno y Principado cargan contra el plantón de Alcoa y su «nula voluntad negociadora»

Gobierno y Principado cargan contra el plantón de Alcoa y su «nula voluntad negociadora»
Los representantes de las tres administraciones y de los sindicatos reunidos, ayer, en el Ministerio de Industria. / E. C.

El Ayuntamiento de Avilés y los sindicatos coinciden también en considerar «intolerable» la actitud de la multinacional

NOELIA A. ERAUSQUIN GIJÓN.

Los abogados de Alcoa aseguraron el lunes en el juzgado de Róterdam que mantenían una relación fluida con el Gobierno. Fue uno de los argumentos que emplearon para intentar demostrar al magistrado holandés que la multinacional no está incumpliendo el derecho de información y consulta del comité europeo y que está siguiendo al dedillo la legislación española en materia laboral para proceder al cierre. Sin embargo, ayer, la empresa volvió a dar plantón al Ejecutivo central y a los de Asturias y Galicia, así como a los representantes de los ayuntamientos de Avilés y La Coruña y de los sindicatos. Fruto de esa ausencia y de su actitud durante todo el proceso, todas las partes consensuaron una declaración conjunta en la que critican «la nula voluntad negociadora» de la compañía.

El encuentro, enmarcado en la mesa de trabajo constituida por las tres administraciones, estaba convocado en el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio con el objetivo de analizar la situación de las factorías y plantear soluciones para garantizar la actividad y el empleo en ellas, pero volvió a celebrarse sin la presencia de representantes de la multinacional, que solo asistieron a una de las tres reuniones que se han celebrado hasta ahora, la primera, que tuvo lugar el pasado 23 de octubre. En aquella cita, a la que asistió el presidente de Alcoa España, el asturiano Rubén Bartolomé, únicamente trasladaron su «decisión irrevocable de cierre», un aspecto que, sin embargo, negaron en Holanda. Con la ministra de Industria, Reyes Maroto, de viaje institucional en China, aquel encuentro fue presidido por el secretario general de Industria, Raúl Blanco, al igual que el de ayer, que contó con la presencia del consejero de Empleo, Industria y Turismo del Principado, Isaac Pola, el director general de Industria, Manuel Monterrey, y los alcaldes de Avilés y Gozón, Mariví Monteserín y Jorge Suárez, respectivamente. También estuvieron presentes representantes de UGT y CC OO, entre ellos el secretario sectorial de Siderurgia y Transformación de Metales de UGT-FICA, el asturiano Alberto Villalta.

Más

Tanto las administraciones como los representantes de los trabajadores fueron muy beligerantes con la ausencia de Alcoa. Pola calificó su actitud de «insólita e intolerable» y criticó «la nula voluntad y la mala fe» de la multinacional, cuando administraciones y sindicatos están intentando buscar una salida para las plantas.

En el encuentro, de casi cuatro horas, también se repasó exhaustivamente el proceso del ERE, porque «habría algún elemento que podría obligar a la empresa a reconducir su actitud», según el consejero. Además, se constató la total unidad del resto de las partes.

Rechazo unánime

El mensaje de rechazo al proceder de la multinacional fue unánime. Así, los alcaldes de Avilés y Gozón ven el comportamiento de la compañía «inaceptable», «insolente» y «soberbio», mientras que el secretario general de la Federación de Industria de CC OO, Agustín Martín, lamentó su «falta de compromiso» con la búsqueda de alternativas y el secretario general de UGT-FICA, Pedro Hojas, insistió en la necesidad de alargar los plazos para buscar soluciones.

Para el secretario general de CC OO de Industria de Asturias, Damián Manzano, el plantón de la empresa refleja que su única intención es «cerrar las dos plantas y utilizar como rehenes a los trabajadores durante el periodo de consultas». De hecho, considera que los directivos de Alcoa en España «actúan como auténticos sicarios, demostrando total desprecio a las administraciones a las que hace no tanto iban a llorar soluciones para engordar su cartera de beneficios».

Además, en el documento consensuado por la mesa de trabajo, se volvió a pedir a Alcoa que retire el ERE extintivo y que participe en la mesa de trabajo. «No se puede establecer ningún marco de negociación ni de diálogo bajo la presión de ese próximo vencimiento el día 30 de noviembre», censuró Pola.

Precisamente, esta mañana hay una nueva reunión del periodo de consultas, es decir, entre Alcoa y los comités de empresa. De momento, el de La Coruña nunca ha llegado a sentarse a la mesa y el de Avilés sí, pero negándose a negociar los despidos.

Síguenos en:

Temas

Alcoa
 

Fotos

Vídeos