Alcoa presenta a las autoridades el ERE y advierte de que tiene un plazo de negociación de treinta días

Representantes del comité de empresa concentrados antes de iniciarse el encuentro con los directivos de Alcoa. /E. C.
Representantes del comité de empresa concentrados antes de iniciarse el encuentro con los directivos de Alcoa. / E. C.

La multinacional insiste a los comités de empresa en que constituyan una comisión representativa para negociar los términos de los despidos colectivos

LAURA CASTRO

«Alcoa ha comunicado a la autoridad laboral competente el inicio del periodo de consultas del ERE y le ha remitido toda la documentación legalmente requerida». Así lo ha asegurado la empresa a través de un comunicado en el que advierte además de que esta fase de negociación tiene un plazo máximo de treinta días.

Los comités de empresa insisten en que no han recibido ninguna comunicación formal ni tienen constancia de que la multinacional del acero haya registrado en el Ministerio de Trabajo los despidos colectivos. No obstante, desde Alcoa recuerdan que «el 17 de octubre se le comunicó a los trabajadores su intención de iniciar el proceso» y reclamó, asimismo, a los comités de empresa de Avilés y La Coruña que designaran una comisión representativa para negociar los términos de las bajas. Algo que, según la multinacional, los comités no han hecho. «Reiteramos nuestro firme compromiso de trabajar para analizar y reducir el impacto de la medida propuesta y alcanzar el mejor acuerdo para ambas partes», ha señalado la multinacional. Añade, no obstante, que «si bien la ausencia de una comisión representativa de los trabajadores está impidiendo hasta el momento iniciar las compensaciones».

Cuatro minutos. Este es el tiempo que ha durado el comité de empresa en la primera sesión del periodo de consultas abierto por Alcoa para negociar el ERE. Los representantes sindicales aseguran que «no lo han presentado de manera formal en el Ministerio de Trabajo», por lo que «no tenía sentido negociar nada». Se mantienen firmes en su postura y reclaman al Gobierno que obligue a la multinacional a ir a la subasta de interrumpibilidad para garantizar el mantenimiento de la actividad.

Más «sensibilidad»

El comité de empresa ha pedido, asimismo, al Gobierno de Pedro Sánchez que tenga «más sensibilidad» con los anuncios que hace en referencia al futuro de las plantas de La Coruña y Avilés. «Sé que están haciendo esfuerzos y buscando alternativas, pero me gustaría que tuvieran más cuidado con las declaraciones que hacen porque pueden hacer mucho daño», ha lamentado Gómez de la Uz. «Causan incertidumbre en la plantilla y no es el momento de añadir nuevas preocupaciones», ha insistido.

Síguenos en:

Temas

Alcoa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos