Asturias registra la mayor caída de la afiliación laboral en quince años

Asturias registra la mayor caída de la afiliación laboral en quince años

El Principado sufre el cuarto mayor aumento del paro del país, del 3,17%, provocado por el sector servicios y una industria en crisis | El fin del verano y la desaceleración económica reducen la cifra de cotizantes en 6.469 personas

NOELIA A. ERAUSQUINGIJÓN.

Septiembre no es un momento propicio para el empleo. El fin de la temporada estival suele traer consigo aumentos del paro y descensos en la cifra de cotizantes, y el pasado mes no ha sido una excepción. De hecho, estos efectos han sido más acusados, ya que se registró la mayor caída de afiliados a la Seguridad Social en Asturias de toda la serie histórica, que se remonta a 2005. En estos quince años nunca hubo un desplome tan importante de cotizantes, en concreto de 6.469 personas, lo que representa un descenso del 1,73%. Solo en enero de 2011 y en septiembre de 2017 hubo retrocesos que superaron los seis millares, aunque en ningún momento se rozaron los 6.500 como ahora. Mientras, en España la afiliación quedó prácticamente estancada, con un avance del 0,02%.

Se da la circunstancia de que Asturias lideró el pasado mes de agosto la creación de empleo, con 1.679 nuevos cotizantes, y fue, junto con Cantabria, la única comunidad que mejoró los registros. Ahora, ambas son de las más castigadas, lo que denota la estacionalización cada vez mayor de sus economías.

Más información

La dependencia del turismo y la desaceleración se dejaron sentir con intensidad en el mercado laboral regional y lo hicieron también con un aumento del paro en el Principado de 2.079 personas, un incremento del 3,17%, el cuarto mayor del país, solo superado por el 6,77% de Cantabria, el 4,31% de Extremadura y el 3,95% de Baleares.

Como suele suceder al finalizar el verano, en Asturias la mayoría del aumento viene por los servicios, muy afectados por la estacionalidad, con 1.778 inscritos más (3,78%), y sin poder ser compensado por otros sectores. Solo la construcción, que continúa con su mejoría, logró una rebaja de 122 parados (-2,24%), el resto del alza del desempleo se lo reparten industria, con 131 más (+2,48%), agricultura y pesca, con 62 (5,24%), y el colectivo sin empleo anterior, con 230 (+3,54%).

En España el desempleo avanzó en 13.907 personas, un alza del 0,45%. Según reconoció durante la presentación de las cifras el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, los datos del subida del paro y de la baja afiliación reflejan que el mercado laboral presenta un «evidente enfriamiento».

En clave asturiana, la nueva gerente del Servicio Público de Empleo del Principado (Sepepa), Pilar Varela, culpó de los malos resultados al fin de la temporada estival, sobre todo, en los concejos más turísticos de la región. No obstante, destacó que la cifra de desempleados es la más baja desde septiembre de 2008 y se mantiene la tendencia de descensos consecutivos en términos interanuales desde octubre de 2013.

La visión de Varela contrasta con el pesimismo de patronal y sindicatos. Para la responsable de Estudios Económicos de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), Marta Álvarez, la situación «es muy preocupante, porque la trayectoria de mejora interanual sigue moderándose». Además, destacó el mal comportamiento de la afiliación en un «contexto de desaceleración económica». En este sentido, reclamó de forma «urgente» medidas para afrontar los riesgos que se ciernen sobre la economía asturiana y dinamizar la actividad, la creación de empleo y el ajuste entre la oferta y la demanda.

Los datos del Ministerio también reflejan que en septiembre se firmaron en Asturias 33.760 contratos, un 10,7% más que en agosto y un 8% más en tasa interanual, de los que 30.742 eran temporales y 3.018, indefinidos. Precisamente, más allá de considerar negativo el incremento del paro, los sindicatos volvieron a cargar contra las condiciones laborales que se esconden detrás de los nuevos empleos y una precarización cada vez mayor.

En este sentido, UGT Asturias puso el foco en que el 91% de los contratos registrados en el mes de septiembre fueron temporales y denunció una rotación cada vez mayor. De hecho, cifra en tres los contratos que firma una persona de media al año. Asimismo, el sindicato lamenta que siga incrementándose la contratación a tiempo parcial, «en su mayoría involuntaria», lo que supone en torno al 40% del total, y denuncia «la elevada contratación fraudulenta».

Situación «alarmante»

La responsable de Empleo de CC OO, Úrsula Szalata, califica de «muy alarmante» la situación del empleo industrial, el más estable y mejor remunerado, tras perder 11.700 cotizantes en la última década. En su opinión, las contrataciones de los últimos meses han sido «efímeras», lo que provoca este nuevo incremento del paro.

«Incluso en industria el final del verano nos ha dejado más parados. Antes, cuando se terminaban las sustituciones estivales, la obra nueva del otoño tiraba del empleo. Ahora, la antigua vuelta a la actividad nos llega con amenazas de más despidos y regulaciones temporales», advirtió, por su parte, Juanjo Estrada, coordinador de USO-Asturias, en referencia a casos como las paradas anunciadas por Arcelor o la amenaza de cierre de Vesuvius.

Además, los sindicatos aseguran que la campaña especial de la Inspección de Trabajo ha hecho aflorar falsos empleos temporales lo que adultera algunas cifras.