Las ayudas del Principado a la inversión generaron 2.500 empleos en 13 años

Ó. P.GIJÓN.

Las empresas beneficiarias de las ayudas a la inversión del Principado, gestionadas por el Idepa, incrementaron su plantilla un 26% y la facturación en un 31% desde un año antes de recibir dicho apoyo y hasta el año 2017. Esta es una de las conclusiones del 'Estudio sobre el impacto de las ayudas a proyectos de inversión empresarial en el Principado de Asturias', elaborado por la Universidad de Oviedo y presentado ayer por el consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola.

En los trece años de vigencia de la convocatoria, según el estudio, se aprobaron 543 proyectos con unas subvenciones de 109,6 millones de euros, una inversión generada superior a los 1.400 millones y una creación de empleo de más de 2.500 puestos de trabajo. «A tenor de los resultados obtenidos en el estudio, esta iniciativa se ha mostrado como una de las palancas de promoción económica más importante y efectiva, ya que ha conseguido incentivar la inversión y la creación de empleo», destacó el consejero.