Barbón se compromete a apoyar a los sindicatos

Los socialistas Adrián Barbón y María Luisa Carcedo. /
Los socialistas Adrián Barbón y María Luisa Carcedo.

Podemos e IU exigen al Gobierno medidas inmediatas para «seguir avanzando» en la mejora de las condiciones laborales

P. L. MIERES.

Los partidos de la izquierda acudieron ayer a la manifestación del Primero de Mayo para dejar patente su respaldo a los trabajadores y reclamar medidas que les favorezcan. El secretario general de la FSA y candidato a la Presidencia del Principado, Adrián Barbón, puso de manifiesto su disposición a colaborar con sindicatos y movimientos sociales en el proyecto que Asturias «necesita». «Mi compromiso es trabajar cerca» de estas organizaciones», apuntó, al tiempo que destacó los avances «importantísimos» logrados durante los diez meses de gobierno de Pedro Sánchez, como la subida del salario mínimo a 900 euros, la actualización de las pensiones conforme al IPC y la universalización de la sanidad.

Barbón acudió acompañado por la ministra de Sanidad en funciones y diputada electa por Asturias, María Luisa Carcedo, quien remarcó la importancia de «continuar mejorando el valor del trabajo». Por ello, el PSOE plantea «un nuevo Estatuto de los Trabajadores», que dé continuidad a las políticas de Sánchez.

Por su parte, la candidata de Podemos a la Presidencia del Principado, Lorena Gil, insistió en la necesidad de «seguir avanzando» en medidas que permitan mejorar las condiciones laborales de los trabajadores. Entre ellas, la derogación de las dos últimas reformas laborales y el aumento del salario mínimo a 1.200 euros. Además, subrayó que es el momento de «tomar decisiones valientes» por los asturianos y criticó que el PSOE no aprobara el estatuto de la industria electrointensiva.

La candidata de IU a la Presidencia del Principado, Ángela Vallina, también reclamó al Ejecutivo que derogue la reforma laboral y «pliegue alas con la descarbonización», cuyo impacto es aún mayor en las cuencas mineras. Mientras que el candidato autonómico de Vox, Ignacio Blanco, apuntó que «esos sindicalistas y políticos socialistas detrás de la pancarta» son «los responsables directos» de que Asturias tenga 68.200 parados, un 18% más que hace un año».