Carbones La Vega solicita explotar una mina en Ibias

Carbones La Vega solicita explotar una mina en Ibias

P. L. GIJÓN.

La sociedad Carbones La Vega, titular de la mina de Tormaleo, en el concejo de Ibias, ha presentado un proyecto de explotación de este yacimiento ante la Consejería de Empleo, Industria y Turismo. En mina Miura -que antes pertenecía a Coto Minero Cantábrico- hay unas reservas superiores a 230.000 toneladas de antracita de alta calidad, según revelaron las investigaciones realizadas por Carbones La Vega. Un mineral que, «en función de sus propiedades caloríficas y atendiendo a su excepcionalmente bajo contenido en azufre, cenizas y volátiles, puede ser empleado y tener como destino sectores o procesos de: filtros de agua, acerías, hornos eléctricos, fundentes, recarburantes, fabricación de baterías, uso doméstico o incluso la exportación», recoge el proyecto de la empresa, que se encuentra a disposición pública. Carbones pretende realizar la explotación subterránea de la capa cuatro con una plantilla de treinta trabajadores. De este modo, «a un ritmo de 4.000 toneladas mensuales, se estima una duración inicial para el aprovechamiento de la citada capa de cinco años».

Este proyecto supone una esperanza para los habitantes del suroccidente, que en los últimos años han visto mermar de manera notable su actividad industrial. En la actualidad, solo quedan tres minas abiertas: Cerredo, en Degaña; Pilotuerto, en Tineo, y Vega de Rengos, en Cangas del Narcea. Los tres yacimientos se encuentran en concurso de acreedores, por lo que su futuro no es nada esperanzador ante el final de las ayudas al carbón el próximo lunes.