Convertir Asturias en una ciudad de atracción económica mundial

La patronal asegura que «una de las mayores» oportunidades de dinamización empresarial pasa por actuar «ya» en el Área Metropolitana

L. CASTRO GIJÓN.

Una Asturias ciudad. Así concibe Fade el futuro de la región y por ello urge al Principado a actuar «ya» en el Área Metropolitana. Independientemente de su organización jurídica, la patronal considera que deben ponerse en marcha una serie de actuaciones «claras», entre las que prioriza la evaluación de todas las sinergias que existen en la coordinación de políticas públicas locales y regionales, eliminar las duplicidades administrativas y «pasar de la competencia a la cooperación local».

Fade está convencida de que «Asturias tiene un valor intangible» que aún no ha aflorado. «En uno de cada diez kilómetros cuadrados viven ocho de cada diez asturianos. Con un área central bien gestionada se podría convertir a Asturias en una ciudad», concreta el economista Javier García.

La importancia de este planteamiento, defiende, se basa en que «en el mapa mundial ya no hay países, hay puntos y suelen ser nodos de atracción de actividad económica». Por eso, incide, Asturias debería dejar de «venderse» como un conjunto de municipios separados y hacerlo como una metrópoli «organizada y coordinada».

García señala que este «es uno de los puntos más fuertes» que tiene la región. «Tengo amigos extranjeros que trabajan en multinacionales aquí y no cambiarían Asturias por nada, porque dicen que han encontrado una calidad de vida que no hay en otros sitios. Esta es una de nuestras grandes ventajas competitivas», destaca.

La conectividad es «clave»

Sin embargo, cuenta García «estos mismos amigos son los que se pasan 200 días al año viajando por trabajo y si Asturias no está bien conectada con el resto de España y del mundo será imposible que personas como ellos se asienten aquí». Por eso, la patronal dedica varias medidas de su documento a la conectividad de la región y no únicamente la aérea y ferroviaria.

«Asturias debe disponer de una conexión digital de alta calidad en todos sus polígonos y centros empresariales, tanto en el Área Metropolitana como en los entornos más rurales», recoge Fade en su plan de acción para el progreso de la región. Los costes de esta conectividad han de ser «competitivos» y ningún núcleo empresarial, rural o urbano deben estar exentos de ella.

 

Fotos

Vídeos